14.3 C
Nueve de Julio
miércoles, 1 diciembre, 2021

Perfiles criminales: Las conductas de imitación

(Por Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología)

El “Copy Cat” o conducta de imitación criminal, es un efecto que se produce en el ámbito social, cuando ante la repercusión de un hecho policial en los medios de comunicación masiva comienza a imitarse repetidamente, por una o distintas personas, bien la motivación del hecho, bien la metodología empleada. Se trata de un fenómeno propio de la sociedad contemporánea.

Cuando se produjo la muerte de Gisela Carolina Aló a manos de Fabián Tablado, las alternativas de la investigación fueron seguidas ávidamente por los medios y toda la sociedad argentina, identificándola el público como “El caso de las ciento trece puñaladas” (…); en los días siguientes, tuvimos una serie de hechos donde la muerte sobrevino por una multiplicidad de heridas de arma blanca.

“…El mercado audiovisual se debe a guarismos de audiencia. Desde hace algunos años, el homicida serial y su adversario, el perfilador, desempeñan un consuetudinario papel en las pantallas de todo el mundo (…) Los espectadores, consideran a estas representaciones a veces excitantes y otras veces ridículas por su falta de realismo. En el plano periodístico, ya en hechos reales, hay quienes consideran al Monstruo como un ser fuerte porque causa miedo, porque es capaz de aterrorizar a una ciudad, porque se habla de él con gran impacto mediático o porque moviliza importantes fracasos policiales, de las que se burla y con las que juega durante algún tiempo. Ahora bien, entre las personas inmaduras de todas las edades, el deseo de parecer fuerte y de dominar puede suscitar, en algunos casos, cierto grado de curiosidad o fascinación malsana, incluso al límite de procurar la imitación, en cuanto menos parcial, del comportamiento criminal…”

Fragmento extraído del libro “Perfiles Criminales” de Raúl Torre y Daniel Silva.

Es importante mencionar este tipo de conductas que muchas veces determinan hechos iguales y consecutivos, donde la sociedad se pregunta ¿Por qué? Si bien los medios de comunicación son importantes para mantenernos informados de la actualidad, también es peligrosa la manera de comunicar. Es decir, para no perjudicar a las partes del conflicto deben hacerlo de fuentes oficiales (con datos verdaderos), que corresponden a una causa que luego será vista y analizada por los operadores de justicia idóneos para juzgar adecuadamente lo que corresponde, aunque a veces no sea tan así. También sucede  que se modifican por medio de dichos algunas causas. Es peligroso comunicar determinadas situaciones y, sobre todo, cuando hay niños, niñas o adolescentes, donde a veces sin intención pero por el hecho de comunicar o tener más audiencia, se puede revictimizar a una víctima exponiéndola por ejemplo a que luego sea “señalada” como la persona que sufrió un abuso o delito, llevando esa carga, y lo que hace es que mas víctimas decidan no denunciar para no sufrir más, o para no ser humilladas ante la sociedad, porque muchas veces no se las resguarda.

Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología

 

 

Últimas noticias

Panaderos proponen congelar el precio del pan hasta el 1 de enero de 2022

"Vamos camino a acordar y estabilizar los precios, entendiendo la situación socioeconómica que atraviesa el país", indicaron los panaderos...

Noticias relacionadas