Exaltación de la Cruz: La Sociedad Rural fue a la Justicia para fumigar con agrotóxicos

Desde el sector rechazaron la medida cautelar que prohíbe las aplicaciones a menos de mil metros de casas y escuelas.

Se ven las marcas de la muerte por las ventanas del avión, dice una de las letras más populares de Bersuit Vergarabat, canción que se adapta a lo que viven los vecinos de Exaltación de la Cruz por el uso de los agrotóxicos en fumigaciones, y a pesar de que fueron prohibidas, la Sociedad Rural presentó un contragolpe a la Justicia.

“Solicitamos en forma inmediata la suspensión de la aplicación de la medida cautelar que nos afecta de forma directa y que se decreta la nulidad de tal medida y de lo actuado sin nuestra participación en este proceso”, señaló la Sociedad Rural que nuclea a los productores de Exaltación de la Cruz, Zárate y Campana.

Lo cierto es que en esa localidad bonaerense se detectaron 45 casos de cáncer y ya suman 28 los fallecidos, entre ellos cuatro menores, a raíz de esta enfermedad. De acuerdo a un relevamiento vecinal, en 94 de las 280 casas censadas, habitan personas que registran otras afectaciones a la salud relacionados con los químicos, como diabetes, problemas respiratorios y de tiroides.

“La SR manifiesta que su derecho a producir con venenos está por sobre la salud y el ambiente. Desconocen la jerarquía constitucional que establece que los derechos a la salud y el ambiente están por sobre el de la producción y no comprenden que es posible producir sin agrotóxicos”, señalaron desde Exaltación Salud.

En su reclamo judicial, la entidad señala que las pruebas aportadas por la agrupación de vecinos afectados y familiares de las víctimas no son pruebas fácticas y reclaman la intervención del Ministerio de Agroindustria, del OPDS, de la Autoridad del Agua y del Ministerio de Salud.

“Esta medida de la Sociedad Rural no solo está en contra de una comunidad que merece y debe vivir sana sino que desprotege también a los asociados que invoca para presentarse en la causa, al fundarse en un discurso anacrónico, plagado de falacias, además desconoce la factibilidad, los resultados y beneficios de la agroecología a gran escala”, marcaron los vecinos.

Cabe remarcar que la provincia de Buenos Aires es la que más consume y aplica agroquímicos en comparación con el resto del país, por lo que los controles y usos deben darse en un marco de control y seguridad totales, más aún cuando se utilizan cerca de zonas urbanas.

“Nuestro pedido no es contra un sector sino por la protección de la mayoría y nuestro ambiente: es en autodefensa. Es proteger a quienes amamos y a nuestro querido Municipio. Si terminamos en esta situación es por la propia miopía y avaricia de sectores no mayoritarios que consideran que sus negocios pueden hacerse a cualquier precio”, concluyeron.