26 C
Nueve de Julio
lunes, 29 noviembre, 2021

Conductas: La importancia de la aplicación de la Educación Sexual Integral (ESI)

(Por Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología)

La  Criminología Educativa, junto a otros profesionales, en el ámbito escolar, es importante tanto para la prevención de conductas disruptivas como también para realizar un seguimiento cuando se detectan algunas problemáticas, de algún niño o adolescente dentro del ámbito escolar, debido a distintas situaciones que suceden de acuerdo al momento socio histórico que vivimos, donde de a poco van cambiando estereotipos y paradigmas. Es fundamental la aplicación de la Ley 26150 (ESI) promulgada en el año 2006, para detectar, prevenir o ayudar en determinadas situaciones que tal vez pueden estar atravesando cualquier niño, niña o adolescentes. En esta cuestión es importante la capacitación a docentes y todos aquellos que se encuentren en el ámbito educativo para el abordaje de la misma de una manera idónea, ya que muchos de ellos se resisten a la aplicación de la misma por cuestiones de índole personal que básicamente no tendría que influir ante la necesidad de respetar al niño, niña o adolescentes como sujetos de derechos que así lo establece la ley mencionada.

¿Porque la importancia de la Ley 26150?

Tradicionalmente se reconoció y confundió a la sexualidad con la genitalidad, se asocio a la sexualidad con la adolescencia, se naturalizo estereotipos de género, se hablo de sexualidad bajo la norma del cuidado, el peligro y la prevención, se reprodujo y reforzó desigualdades y por último se excluyo a los estudiantes que no se ajustaron a la “normal” heteronormativa.

La creación de instrumentos normativos en temáticas relacionadas a la sexualidad son un gran avance, pero no alcanza, para que la ESI (educación sexual integral) se implemente de manera efectiva en las escuelas, se requiere de docentes capacitados, comprometidos y con una escucha atenta sobre situaciones que acontecen en las aulas, pasillos, patios, los baños, salas de profesores y demás, para lograr de-construir y desnaturalizar el aparato reproductor que recorre las escuelas ajustando a los estudiantes, sus cuerpos, conductas y elecciones; para lograr así la plena autonomía en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, se menciona que la ESI es un paradigma nuevo, ya que la misma propone nuevos modelos para abordar estas temáticas de una manera transversal y posee una visión interdisciplinaria. Es necesario que se apliquen estos nuevos modelos: donde uno tiene como fundamento la enseñanza de las buenas prácticas sexuales, con el fin de evitar mitos y disfunciones; pone especial énfasis en el conocimiento y disfrute del cuerpo; este modelo entiende  la sexualidad como parte de la subjetividad que se encuentra durante toda la vida, tiene en cuenta los aspectos vinculados a las emociones y las vivencias de los adolescentes.  El otro modelo normativo o judicial, se centra en las realidades de vulneración de derechos relacionados con el acoso sexual, abuso y violación. El abordaje de estos tópicos debería incluirse desde Nivel Inicial y en materias como Formación Ética y Ciudadana.

Otra concepción que se incorpora es el Principio de interés superior del niño, el cual hace referencia al cumplimiento de los derechos del niños, niñas y adolescentes en el pleno goce de sus derechos y garantías teniendo en cuenta su “interés” en función del desarrollo psicofísico.

Debemos empezar a reflexionar, capacitarnos y dar lo mejor como educadores y profesionales para proteger a los niños, niñas y adolescentes que son vulnerables y necesitan mucho del acompañamiento y contención de los mayores.

Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología

Últimas noticias

Finalizaron los Torneos de Hockey de dos categorías

La temporada 2021 de hockey de la Asociación del Centro de la Provincia, comenzó en el mes marzo y...

Noticias relacionadas