Vidal lanza parte del paquete de ayuda postdevaluación con fondos propios

Luego del pedido de los intendentes peronistas para que declare la emergencia alimentaria, la gobernadora María Eugenia Vidal lanzará hoy el postergado paquete de medidas sociales, diseñado originalmente para atenuar el impacto de la devaluación post PASO, que incluirá aumentos para los comedores sociales, planes, la jubilación mínima, becas y subsidios para empleo en PyMEs.

Vida había anunciado esta decisión horas después de la devaluación que llevó la cotización del dólar de $47 a $60 como consecuencia del impacto del triunfo del Frente de Todos en las elecciones del 11 de agosto, que desnudó las inconsistencias acumuladas de la política económica. Vidal había ideado el paquete con una manera de compensar el impacto de ese corrimiento en la inflación, sobre todo en la de alimentos.

Pero casi en el mismo momento debió congelarlo, porque el presidente Mauricio Macri anunció su propia iniciativa de contención social, que incluyó dos medidas, la rebaja del IVA en una canasta de productos alimentarios y la suba del piso de ganancias, que tuvieron un impacto fiscal en la provincia de al menos $4 mil millones hasta fin de año y le  quitaron a la gobernador el financiamiento necesario.

Ahora, Vidal avanza con una iniciativa centrada en el aumento de las partidas sociales que es solventada con partidas propias, sostenidas en el aumento de la recaudación. Con un costo de unos 1.400 millones de pesos según las estimaciones a las que accedió DIB, el paquete de Vidal no incluye medidas en las que se había pensado en un principio, como el bono salarial extraordinario de $5 mil para empleados públicos.

En concreto, el paquete consiste en el aumento del 20% en el Servicio Alimentario Escolar (10% en septiembre y 10% en octubre); un refuerzo para septiembre del Plan Más Vida de $1.000; un aumento del 15% para las becas de las Unidades de Desarrollo Infantil (UDIs); una suba del 25% a las partidas destinadas a Hogares de Niñez a partir de septiembre; y el aumento del 45% para la jubilación mínima que ya se hizo efectivo en agosto.

La medida también apunta a apoyar a las PyMES, con un refuerzo en el Programa de Promoción, Preservación y Regularización del Empleo (PREBA) por medio de un beneficio de hasta $5.000 por mes por empleado. “La iniciativa ayudará a sostener más de 25.000 puestos de trabajo en todo el territorio bonaerense”, informaron a DIB desde el Ejecutivo.

El combo se lanza horas después de que los intendentes bonaerenses del peronismo entregaran en la gobernación una nota en la que reclamaron que Vida declare la emergencia alimentaria, en sintonía con una movida opositora a nivel nacional. Pero desde la gobernación lo negaron y enfatizaron que se trata de “medidas sostenidas de acompañamiento que siempre hizo la Provincia en la gestión de Vidal”. (DIB) AL