Muñeco terco

Entrevista a Mauricio Del Pino. Como Gallardo en River, el técnico de Atlético suma trofeos y motiva a sus dirigidos a ir por más. La clave para renovarse y el trabajo a largo plazo.

(Fotos gentileza NG deportes)

 

         Acaba de sumar un nuevo trofeoa su palmarés y se lo ve tranquilo. No es que sea frío. Si no, basta ver cómo vive cada partido yendo de un lado a otroal borde del campo de juego, dando indicaciones en “modo Bielsa”, pero sin el jogging. A Mauricio Del Pino se lo nota tranquilo porque sabe que en estos pocos años dirigiendo la Primera de Atlético, se metió en ese podio exclusivo de quienes más títulos dieron al club junto a Oscar Carranza y Juan Carlos Pirez. Es más, algún conocedor de esa historia y la estadística se anima a decir que la pelea es mano a mano.

         Según su propia cuenta, son diez los títulos de la eraDel Pino en Atlético y reconoce con una sonrisa que “estamos un poco mal acostumbrados a conseguir cosas, a pelear este tipo de torneos hasta el final, así que bienvenidos los títulos porque sabemos que las partes buenas en el fútbol son las menos y cuando vienen hay que aprovecharlas”.

         SEMANARIO EXTRA: Estos títulos fueron conseguidos en cuatro años, algunos consecutivamente, con casi el mismo plantel. Como líder de equipo ¿cómo haces para mantener la motivación de los jugadores e ir por más?

         MAURICIO DEL PINO: Lo más difícil en el fútbol es mantenerse en un nivel alto. Eso es lo complicado. Y es lo que estamos logrando, no perdiendo la humildad, trabajando como el primer día, mantener el hambre intacto y trasladarles todo eso a los chicos que vienen de inferiores. En las charlas con cada jugador se hace hincapié en mantener el perfil bajo, ser humilde, y seguir trabajando duro porque los festejos se terminan,los campeonatos son largos y si te relajás, seguramente, vas a terminar regalando cosas que no hay que regalar para llegar arriba.Cada pretemporada el objetivo es estar en la pelea hasta el final. No conozco jugador o entrenador que no se prepare para ganar el torneo, porque todos tenemos la ilusión de llegar allá arriba. Poniendo metas, objetivos a corto y largo plazo para que las cosas se vayan consiguiendo yasí ponernuevas metas.

         SE: Definite vos. ¿Cuál es el estilo Del Pino?

         MDP: A nosotros nos gusta manejar bien la pelota, jugar por abajo, ser un equipo muy intenso, con presión alta, con la primer pelota que recuperamos no atacar porque la podemos perder fácilmentey nos va a costar recuperarla. Por eso, el control del balón es una de las virtudes que tiene el equipo y ser dinámicos nos da un plusen ciertos momentos de muchos partidos, como en los segundos tiempos que vemos que sacamos cierta diferencia, sobretodo en lo físico, y aprovechar esos momentos para conseguir más puntos.

        

         Responde en plural, casi nunca en primera persona. Signo de humildad y que todo lo que se logra es mérito de un trabajo en equipo. Habla de un tridente fundamental de jugadores-cuerpo técnico-dirigentes para alcanzar los éxitos deportivos. Y también de una intensidad a la hora de encarar el trabajo, tanto durante la semana como el domingo en el campo de juego que toque, sea en el Ramón N.Poratti o de visitante. Pero donde sea, el “Pato” lo vive a su modo, como dijimos, de manera inquieta, nunca sentado, siempre atento a hacer el cambio necesario, sea táctico o de algún jugador, lo que le encuentro pida. En ese sentido, no existe rigidez de esquema. Por eso su manera de vivir cada partido.

         “Lo vivo de una manera especial”, explica el DT de Atlético, “Por ahí me cargan porque no me siento y estoy siempre al lado de la línea de cal. Pero es la manera de uno de estar concentrado, de mantener ordenado al equipo, que no se escapen los detalles. Lo vivo tranquilo pero por ahí es la manera que tengo de transmitir la euforia que necesitamos dentro del campo de juego para jugar como nos gusta, ser un equipo intenso, agresivo a la hora de la presión y por ahí eso arranca desde nuestro lugar”.

 

 

 

 

         SE: ¿Desdecuándo sos DT?

         MDP: Empecé en 2015. En 2014 fuí a colaborar con el club ya como ex jugador. Mariano Balahno estaba como DT de la Primera. Cuando él renuncia, los dirigentes me preguntan si me quería hacer cargo del equipo para jugar el Interligas. Pero ese torneo eran cruces mano a mano y quizás en dos partidos se te iba la chance de ser técnico del equipo que uno quería. Así que le dije que si me iban a dar una oportunidad la quería en un campeonato de la liga local para armar el plantel y trabajar a mi gusto. Ese equipo del 2014tenía un plantel bárbaro, con jugadores de mucha jerarquía, que daba gusto agarrarlo. Finalmente el “Zorro” Porta se hace cargo,y yo me quedo a colaborar. Y en el 2015, Claudio Vía y Federico Raineri fueron a proponerme ser técnico de Atlético.

         SE: ¿Te dijeron por que se fijaron en vos?

         MDP: Yohabía estado muchos años dentro del club. Y aquellos que conocemos la interna del cluby nos gusta la idea de dirigir, siempre somos alternativa. Además, yo venía colaborando con Mariano y con Porta. El 2014 fue de mucho desgaste, el año del centenario del club que no se pudo ganar el torneo y entonces la idea era bajar un poco la intensidad de jugadores y cuerpo técnico y probar con alguien nuevo.  Muchos no tenían demasiadas esperanzas en mí, pero bueno, por suerte a lo largo del tiempo pudimos demostrar que estamos a la altura de dirigir a uno de los clubes más grandes de 9 de Julio, así que nos dieron la oportunidad en ese momento y cumplimos como había que cumplir.

         SE: ¿Qué pasó por tu cabeza cuando los despediste, cerraste la puerta y te quedaste solo?

         MDP: En ese momento les dije que me lo dejasen pensar un día pero al mismo tiempo yo ya estaba pensando en el cuerpo técnico que iba a armar y necesitaba ese tiempo para contactarlos, por más que ya tenía a los nombres elegidos. Cuando llegó la propuesta, todos me dijeron que sí salvo Juan Pablo Figueroa, que por razones laborales no se pudo sumar, y al día siguiente nos pusimos en marcha.

         SE: ¿Cómo fue la transición de dirigir jugadores que hasta no hacía mucho habían sido tus compañeros de equipo?

         MDP: A los chicos que me tocó dirigir los vi subir de inferiores a Primera, y otros compartir carrera desde inferiores. Uno sabía el material que tenía y del respeto mutuo. Sabía que no se iban a confundir. Cuando soy el Técnico soy el Técnico, y cuando nos tocaba compartir un asado ahí era uno más. Tenía la tranquilidad que había muchos jugadores que me iban a bancar a morir ahí adentro.

         SE: ¿Cuál fue el momento más difícil? ¿Hubo alguno que dijiste “Listo, hasta acá llegué”?

         MDP: Yo confíoen mis jugadores. Por ahí una de la equivocaciones que cometí en este camino que venimos recorriendo fueron esos temores a perder o a que se escape algo que parecía que lo teníamos. Pero fuimos revirtiendo esas ansiedades y esos temores. Por ahí, el momento más difícil fue en el Argentino C el año pasado, cuando perdimos 2 a 0 de visitante con 9 de Julio de Chacabuco. Para ese partido me centré en el juego de ellos, las virtudes del rival y buscar más sus defectos y no tanto en pensar como tenía que trabajar mi equipo.  Pero en la semana dimos vuelta un partido increíbleacá de local y eso nos sirvió. En esto se aprende de los errores y bueno, lo corregimos y en eso estamos.

        

         Si bien el fútbol es su pasión, Del Pino tiene en claro que su prioridad número uno es el trabajo. “El resto del tiempo que me quede hago esto que me encanta”, aclara. Y también, por supuesto, hay lugar para otro pilar.

         SE: ¿Importante la familia para poder hacer todo lo que hacés, no es así?

         MDP: Ni hablar, es un pilar fundamental. Sin su apoyo no podría hacer esto durante tanto tiempo. Trabajo de 7:30 hasta las 17 o 18. Después, a las 20 ya voy para el club. Así que el apoyo de ellos es fundamental.

        

        

         Hoy sigue siendo el técnico de Atlético, aunque aún no se sentó a renovar. Pero, al igual que Marcelo Gallardo en River Plate, Del Pino sabe que está en el club de sus amores, que es de los más ganadores de la institución y que siempre hay algo más por conseguir.

         SE: ¿Qué objetivos tendrías para la temporada próxima?      

         MDP: El Argentino C es un torneo muy lindo, los rivales no se conocen mucho. Me encantaba como jugador y como técnico hicimos una experiencia muy linda, y es una de las metas el volver a dirigir en ese torneo.         Mantener el plantel, seguir sumando chicos de inferiores, que no quemen etapas, que eso no los va a ayudar. Lo bueno de Atlético es que los chicos sienten ese sentido de pertenecía.

        

         Su amor por el club es innegable. Por eso, para aquellos tercos que les agarra un escalofrío agridulce al pensar que la final contra French podría haber sido el último encuentro de Del Pino en el banco de Atlético, el DT deja una puerta abierta, bastante abierta podría decirse: “Es muy difícil irse después de haber visto la cancha como la vi el 20 de enero en la final contra French y logrando un nuevo título. Estamos analizando porque terminamos bastante cansados, pero también tenemos tiempo para descansar y para juntarnos tranquilos con los dirigentes y resolver lo mejor para Atlético”.

         SE: ¿Dirigirías otro equipo de 9 de Julio?

         MDP: En esto no podés decir que no. Quizás en otro momento el desafío sea dirigir en un lugar donde no tenga a mis amigos en el vestuario, donde no tenga la comodidad de conocer cada rincón del club como en Atlético. Pero este año si no dirijo a Atlético me quedaré descansando en mi casa.