Monte Callado, la harina de producción tandilense

(por Mónica Gómez)

Apostar a la producción con orientación orgánica, es todo un desafío, llevar ese reto a ser un eslabón de una cadena de producción local es más grande aun. Esa fue la gran propuesta que la familia que lleva a delante Monte Callado tiene. Estos productores de harina integral orgánica certificada son unos pioneros en la zona. Damián que es el que lleva adelante este proyecto cuenta que por el 2001 llegaron al campo en la zona cercana a la ciudad de Tandil. Su meta principal fue ser autosuficiente en alimentos y ante la necesidad de la harina para consumo propio se volcaron a este cultivo. La producción de harina a pequeña escala estaba desde el inicio.

Con el paso de los años este sustento se perfilo como una alternativa interesante asía un aporte económico. Así lo que era una producción pequeña funcional a la familia, se vería ampliada a fin de brindar un producto con certificación agroecológica. Esta nueva propuesta se consolido cuando Damián junto con un amigo diseñaron un molino de piedras, este sistema de hacer harina es el más antiguo, por opción el más saludable y el mejor para hacer frente al propósito de una harina integral orgánica.

Su premisa está presente en su forma de vida ¨vivir en consonancia con la naturaleza siempre se mantuvieron en esa línea, era obvio para ellos pensar que esta producción fuera inicialmente orgánica. La preparación de la tierra es fundamental para esta forma de producción y ellos son los que están a cargo de la mayoría de los pasos. Desde el inicio las siembras se realizan con semillas de producción propia así como también el mantenimiento y cuidado de los cultivos es tarea de la familia. La única parte del proceso de la harina que tiene intervención externa es en el momento de la cosecha. El trigo pasa por la cosechadora y lo trilla, luego vuelve la familia a tomar la labor de llevarlo a los silos, limpiarlos con máquinas y regresar el trigo a los molinos limpio, hasta el destino final antes de la molienda. El molino que está en el mismo campo se utiliza gradualmente por demanda. Ellos están involucrados tanto en el campo así como también el trasporte y venta, estando presente de esa forma conocen a todo aquel que consume la harina siendo la fin fundamenta de la producción. Esto los hace sentir que la actividad que realizan no termine siendo un negocio, sino que es un servicio asía los demás.

La satisfacción de proveer un alimento orgánico y que ese producto llegue a las manos de quienes lo vayan consumir de manera consiente es el motor por el cual esta familia se compromete en todo el proceso de la harina. Conocer quien está del otro lado es inspirador.

Para que te animes a probar este producto de gran valor nutricional te paso la receta de

Financiers de harina integral y frutas.

Necesitamos:

  • Banana 1 frutillas
  • Claras 2
  • Harina integral 150gr.
  • Harina de almendra 65gr
  • Aceite 50cc
  • Azúcar orgánica 200gr.
  • Esencia de vainilla
  • Leche descremada 80cc
  • Polvo de hornear 15 gr.

Preparación:

En un bowl pisar la banana, agregar el azúcar, la leche y el aceite. Incorporar la esencia de vainilla junto con los secos y terminar con las claras batidas a nieve. Llevar al horno el pirotines de muffins, colocar rodajas de frutas por encima y cocinar por 35 minutos a 160°. La cocción de productos con esta clase de harina debe ser húmeda. Agregando frutas ayudamos a mantener esa humedad y el resultado final es sumamente delicioso.