La onda verde

(por Mónica Gómez)

El deseo de una vida mejor y en plenitud viene acompañado de una alimentación sana y equilibrada. Tenemos la idea de que esa opción es simple y llanamente exclusiva de la filosofía vegetariana, vegana o hasta macrobiótica sin importar realmente el trasfondo cultural y social. Una bolsita de cereales que lleva los logos bajo en grasa, apto celiacos o demás referentes que indiquen que ese producto es “natural”, no nos da la seguridad de serlo. Si es cierto, que todo lo que tenga más nutriente, será el de mejor asimilación en nuestro cuerpo y ayudará a mantener la salud, este cereal es un alimento procesado.
Todos queremos consumir con conciencia y en pos de nuestra vitalidad, pero el mercado nos ofrece productos que enarbolan una bandera de naturista que no la tienen. Lo natural sale de la tierra, viene de la naturaleza. Es un proceso orgánico, es eso que consumís sin tanto empaque ni envoltorio. Para mejorar nuestra salud es indispensable tener el control de lo que comemos y cuando lo hacemos. Saber de dónde viene y que efecto causa sobre el ambiente. Mantener un equilibrio, conocer y aprender sobre cada alimento y asociar cada con la estación en la que se cosecha son factores fundamentales para una buena nutrición.
Prepara tu almuerzo o cena, hacerlo fácil rico y divertido, acércate a tu mercado, conoce el origen de las producciones. Pregunta de dónde viene la papa que estas por compra, que es lo más barato en esta época o cuales son las propiedades de cada fruta y verdura. Infórmate, elegí y realízalo vos mismo. Cocinarte y cocinar para tu familia es el acto de amor más importante para mantenerlos saludables. Es ahí donde debemos volver. A la cocina consiente, sin tanta intervención
Ante la interrogante de cuales alimentos son mejores o que corriente alimentaria seguir? Creo desde mi punto de vista que se necesita una variedad, en proporciones justas, con conciencia y conociendo el origen de aquello que va a entrar a nuestro cuerpo. No necesariamente un asado puede ser visto como un plato que no sea saludable. Este asado puede tener carne, vegetales, huevos y hasta quesos. Todo esto, en adecuadas proporciones podría ser un almuerzo óptimo. No eliminemos ingredientes de nuestra dieta, por tener una idea errónea. Podemos disminuir su consumo o agruparlo con otros que sean más saludables.
Para conocer más sobre tu alimentación es importante aprovechar al máximo los de esta estación. Por ese motivo la receta de hoy es TRENZA DE BROCOLI
Necesitas:
1 atado de brócoli
1 cebolla
¼ morrón colorado
50gr de panceta
200gr de queso cremoso
250gr de harina 0000
100gr. De agua
60 gr. De aceite
Sal y pimienta
semillas y huevo para pintar por arriba
Procedimiento:
Cocinar los tronquitos de brócoli en agua o al vapor. En una sartén cocinar la panceta, el morrón y la cebolla cortados. Dorar, condimentar y dejar enfriar. Realizar la masa con la harina, la sal, el agua y el aceite. Formar un bollo y dividirlo en 4 partes iguales. Llevar a descansar en la heladera por 30”. Retirar la masa, aplanar con la mano cada bollo y pararlos por harina, encimarlos y amasar para formar una masa en capa. Darle tamaño rectangular. Disponer el relleno del brócoli junto con el queso en forma vertical y realizar por los costados cortes para luego encimarlos en el centro sobre el relleno y forme un trenzado. Pintar con huevo y espolvorear con semillas. Llevarlo a horno a 200º por 30”.