15 C
Nueve de Julio
lunes, 30 enero, 2023

La cocinera misionera Maura Fuchs rescata los sabores de su tierra natal en su restaurante “La Farigola”

(Por Mónica Gómez)

La gastronomía misionera cautiva al mundo con el abanico de sabores, texturas y colores por descubrir. Y bajo ese patrimonio adquirido desde su niñez, Maura Fuchs desarrolló sus habilidades por más de una década en Andorra, España. Apasionada y comprometida con sus raíces luego de esa experiencia de 12 años, volvió a su ciudad de origen, Oberá, para abrir junto con su pareja La Farigola. Este restaurante ofrece en su carta platos que ilustran una cocina moderna revalorizando cada ingrediente que nace en la provincia de Misiones.

Cocinar fue lo que siempre me gusto hacer, y si bien en mi familia nadie se dedica al arte culinario, en nuestra mesa nunca faltaron las preparaciones hechas en casa como el pan casero o mermeladas. Crecí viendo a mi abuela y a mi mamá hacerlo y el comer es un momento muy especial para nosotros”, cuenta Maura.

La Farigola -tomillo en catalán- mezcla técnica, elegancia y muchos sabores misioneros que va camino a cumplir sus 9 años de historia. En los platos elegidos para las cartas de invierno y verano Maura rescata recetas que reflejan su origen alemán-español y misionero: “esta ciudad tiene en su haber una multiculturalidad, producto de inmigraciones que desembarcaron en Brasil y comenzaron la búsqueda de tierras hacia el sur. Así que mi familia por parte de padre es de origen alemán y mi mamá española, pero todos habían llegado primero a Brasil y después vinieron acá: entonces hay una mezcla bastante interesante para rescatar”, reconoce Maura.

«Otra de las influencias que se encuentran en esta tierra y que se sostiene en la cultura actual es la gastronomía aborigen: la misma que con sus productos autóctonos y el manejo que se le da a cada ingrediente, como a la harina de mandioca, aún sigue vigente en la cocina actual”, cuenta la chef.

En un mundo de sartenes, especias y hornos se desprenden los aromas como el cordero braseado o mbeju y de postre la crema de maracuyá.  Es entre ese canto de las ollas y ese perfume donde crecen Martina (6) y Valentina (10), hijas de Maura y su esposo Alejo transitando este proyecto familiar como su hogar: “La idea era tener cocina de autor mezcla con fusión; entonces las cartas de verano e invierno revalorizan los productos misioneros. Todo lo que se sirve es casero desde el pan hasta las pastas. Todos los días voy al mercado a buscar los ingredientes; las carnes como la de conejo o cordero son de campos de la zona”, se apasiona.

Este rincón gourmet centrado en una de las ciudades más importantes de la provincia, se disfruta aún más desde la terraza iluminada: la vista se hace reflejo de las luces de Oberá. “Ahora en verano tenemos disponibilidad para 70 cubiertos por el espacio al aire libre; sino es un restaurante para 40 comensales por el tamaño del salón. Tratamos de que sea así para lograr un ambiente más íntimo y familiar. Contamos con un equipo pequeño: somos tres en la cocina y cuatro en la sala. Otro de los servicios que brindamos es el de food truck para eventos”, explica Maura.

La Farigola fue uno de los restaurantes en sumarse a la iniciativa “Cordero Misiones”, una propuesta del gobierno misionero para fomentar el consumo de esa carne de producción local, los días ocho de cada mes en los distintos reductos gourmet de la provincia. A partir del crecimiento y la significancia que tiene este tipo de crianza es que se apuesta al acompañamiento de toda la cadena de valor -productor y restaurantes- estimulando el consumo de la producción local de calidad y en crecimiento, como lo es la carne ovina.

“Si bien en la carta ya teníamos preparación con cordero, hacemos pastas, sándwiches y en invierno cazuela, al principio comprábamos el patagónico y desde hace tiempo que los clientes prefieren el misionero, porque es un producto muy interesante con un sabor más suave que marida muy bien con los ingredientes locales”, concluye Maura.

Cabe destacar que desde el Ministerio del Agro provincial establecieron que el balance de la subsecretaría de Producción y Desarrollo Animal del Ministerio destacan que Misiones tiene 17.891 cabezas registradas, con más de 800 productores misioneros que se dedican a la actividad ovina.

La fiesta obereña de los inmigrantes

En la primera quincena de septiembre todos los años Oberá se viste de fiesta con la celebración multicultural de la Fiesta Nacional del Inmigrante. A lo largo de su historia de colonización, fueron llegando inmigrantes que arribaban a estas tierras dando origen a una multiculturalidad aún latente.

En el predio llamado Parque de las Naciones, se encuentran casitas que presentan, durante una semana, las actividades sociales y los productos de cada colectividad: Cada grupo de alemanes, polacos, italianos, suizos, españoles, brasileros, paraguayos y demás representantes de las distintas procedencias, exponen sus costumbres, vestimentas típicas, deportes y su forma de cocinar.

La adaptación de la cocina de los distintos pueblos que llegaron al país junto con sus ingredientes, técnicas y costumbres son una propuesta imperdible para los viajeros que arriban a la tierra colorada en busca de naturaleza, relax y sabores misioneros: el conjunto resulta un espectáculo único para conocer.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias

Estafas: el IPS advirtió que desde el organismo no piden datos bancarios ni claves personales

El Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires advirtió a sus beneficiarios que desde el organismo no...

Noticias relacionadas