La cocina de otoño

(por Mónica Gómez)

 Cada estación tiene su encanto y  el otoño  presenta aromas, colores y texturas para deleitar. Viene cargado de frutos secos, de incipientes cítricos, algún dejo de frutas de carozo  y un notable sinfín de hongos. Todo aquello que nos transporta a la tierra, florece en esta estación. Sus  largas jornadas de lluvias, árboles en tonos cobrizos y días grises, son los factores que nos alienta para comenzar con las cazuelas.

El otoño se representa con un  producto que pocos consumen en esta temporada, el reino fungí está en el  punto óptimo para uso. Lo ideal es aprovecharlo en este momento donde las características ambientales son recomendables. Es un cultivo que lleva muchos años poniéndose en práctica,  acarrea mucha información e investigación con respecto su producción de manera orgánica.Tiene cuatro condiciones que lo hacen ideal para el consumo diario. La primera es que es muy nutritivo, sobresale por encima de los cereales y es equiparable a productos proteicos como las carnes. Es sano, no contiene grasas, muy poco sodio, alto contenido de fibra, gran contenido de minerales y vitaminas. Es un alimento saludables porque está comprobado que posee virtudes para  combatir enfermedades inmunológicas y la última condición es que es apetitoso. Tiene la versatilidad de utilizarlo tanto crudo como cocido, para ser guarnición o que el protagonista en un plato principal.

El hongo comestible es un alimento que requiere de un medio rural por sus condiciones de limpieza de su atmosfera y de su contacto directo con la naturaleza.Se realiza en un  ciclo corto, utiliza superficie de tierra de pequeñas dimensiones para obtener una  producción importante. Tiene las características alimentaria  fundamental  en la dieta cotidiana. Estas son las principales causa por la que el productor VictorRadl junto con su familia producen variedad de hongos en la zona de Mercedes Buenos Aires. Ellos conforman La Lucita Hongosdonde no solo venden la diversas cosecha  de hongos comoPortobellosgirgolas y champiñones, también comercializan los bolsones para el autocultivo.

Victor cuenta que el proceso de producción de los hongos tiene características agroecológicas  ya que ellos tienen que reproducir las condiciones más elementales de la naturaleza. No requiere aditivos, ni conservantes solo una buena limpieza y un buen manejo en la manipulación de todos los procesos.

É l  participa en todas las actividades de una manera dedicada y exclusiva. Su disfrute dentro de la producción tiene el momento en la cosecha. La satisfacción de ver que salen ejemplares buenos, sanos que cumplen las normas básicas para que salgan al mercado. La demanda de la inmensa variedad de hongos, tanto frescos como secos, está en aumento. La calidad es una gran variable para que su crecimiento en el consumo y es que tenemos trabajadores que día a día se consagran a su producción.

La vida de este productor está atravesada por esta actividad y tiene la gran dicha de poder compartir con su familia. Intentando realizar con mucho éxito un producto noble sano y genuino.

Para terminar con la mesa de estación la receta es la Cazuela de Hongos y repollos de brúcellas

Necesitas:

  • Hongos(variados) ½ kilo
  • Repollitos de brucellas 200gr.
  • Panceta 50 gr.
  • Crema de leche 250gr
  • Sal, pimienta, ajo en polvo y

Preparación:

                Limpiar los hongos con un papel secante humedecidos, frotar por las partes donde veamos restos de tierra. Cortarlos en cuartos y dorarlos en una sartén con un poco de manteca y aceite de oliva. Limpiar los repollitos y blanquearlos hasta que estén tiernos. Una vez listo los hongos, retirarlos. Dorar la panceta, agregar los repollitos cortados al a mitad, incorporar la crema de leche y los hongos. Por ultimo condimentar y servir en cazuelas con croutons de pan.