En la gatera

Mientras continúa relatando partidos, Alejandro Uriona se prepara para cambiar la tv y los estadios por la fusta y los hipódromos. Detalles de una pasión que viene de familia.

(Por Juan Manuel Jara)

Relatar partidos de fútbol sigue siendo una de las pasiones de Alejandro Uriona. Disfruta mucho de poder contar lo que sucede en un estadio a través de la tv, sea la Superliga Argentina por TNT Sports o el fútbol internacional en Directv Sports. Pero hay otra actividad que lo entusiasma y mucho. Para “Pipo” Uriona los caballos también son una pasión que va ganando terreno. Es algo que lleva en la sangre, algo que viene de familia.
“Me crié en una familia con caballos. Mi abuelo paterno tuvo caballos, mi padre fue jockey en carreras extra oficiales más de 40 años, mi tío también. Así que no había muchas chances”, reconoce Alejandro. Y, como bien dice, es una actividad que disfruta en familia “porque es algo que uno lo lleva en la sangre, lo compartimos con mi padre y ahora en el día a día con mi señora (Marcela Allendes) que no tenía idea de que se trataba el mundo de la hípica, se ha involucrado y ya entiende de sangre y pedigree, así que lo disfrutamos en familia”.
SEMANARIO EXTRA: ¿Te aconseja sobre cómo manejarte arriba del caballo?
ALEJANDRO URIONA: (risas) Por ahora no, solo mira. Esas indicaciones me las da mi profesor Víctor Sabin, ya que estoy haciendo el curso de galopeador y vareador de jockey en el hipódromo de Azul. Me he ido involucrando gracias a mi pasión por los caballos. Tenemos algunos que criamos, otros que entrenamos nosotros. Las ganas de poder correr a los nuestros me motivan. Igual soy muy respetuoso de la gente que hace esta actividad desde hace años, así que yo me preparo para correr con los animales de la familia, porque si uno se equivoca lo hace con lo propio y no con lo de un tercero. Aun soy un simple aprendiz.
Parte del staff de “Futbol Total”, programa emblema de la grilla de Directv Sports, por eso a su yegua le puso “Totalera”. Y la pantalla de tv la hizo conocida no solo en Argentina sino en varios países de Sudamérica
SE: ¿Cómo anda “Totalera”?
AU: Ahora está disfrutando de un merecido descanso. Ya pasó la etapa del training, está en casa descansando y siempre me preguntan los televidentes del continente americano cómo está la yegua. Ganamos algunas carreras con ella, eso se siguió en el programa así que se hizo un poco famosa. Hoy descansa.
Hace un tiempo que Uriona tomó la decisión de no vivir más en Buenos Aires, lo cual trajo aparejado cambios en lo que tiene que ver con su carrera periodística. Hoy lo encuentra más volcado al relato: “ya no hago noticiero ni programas pero fue por una decisión de buscar una mejor calidad de vida. Solamente estoy haciendo transmisiones de fútbol, tanto para Directv Sports como para TNT Sports. Y sí, disfrutando de este presente”.
Tiene en su hoja de ruta las experiencias de cubrir eventos deportivos internacionales como Juegos Olímpicos y Mundiales de fútbol, todas ellas, según las define “Pipo”, enriquecedoras y de gran aprendizaje. La decisión de venirse a vivir a 9 de Julio sabía que lo dejaba en desventaja, por ejemplo, de ser parte del equipo que fue al Mundial de Rusia el pasado año. “Estoy conforme con que cada vez que me tocó cubrir un evento deportivo, lo hice con el máximo compromiso, y sabía que el hecho de venirme a buscar una mejor calidad de vida traía aparejado el no ser parte de este tipo de eventos y no me arrepiento de ello”, explica el relator.

En su palmarés periodístico destaca haber entrevistado a Lionel Messi varias veces durante el Mundial de Brasil. Pero también en otras disciplinas tiene momentos especiales, como haber estado con Santiago Lange cuando ganó la medalla de oro en yachting en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. “Sobre todo por la historia de vida que traía. Algo conmovedor. Otro apasionado”, recuerda Uriona, “y otro fue en Londres cuando Sebastián Crismanich logró el oro en taekwondo en Londres 2012, sobre todo por lo que significa el deporte amateur. Fue muy especial. Otro lindo recuerdo de Londres fue ver una bandera de 9 de Julio en la tribuna, de la familia del “Pipa” Gutiérrez, eso a la distancia fue muy fuerte”.

SE: ¿Disfrutás del futbol? Ves fútbol más allá de lo laboral?
AU: Disfruto mucho una vez que termina la transmisión y sé que salió todo bien. Hasta ese momento no me relajo, porque uno está pendiente de un montón de situaciones, de no equivocarse en una jugada, en algún dato. Cuando uno entiende que todo salió medianamente por los carriles normales ahí sí me relajo. Y cuando termino mi trabajo del fin de semana y vuelvo para 9 de Julio el primer día trato de abstraerme totalmente. Hay veces que no prendo la tv, pero después veo los partidos porque es mi trabajo y tengo que estar informado. Son muchos los futbolistas, uno hace muchas Ligas, así que el trabajo te obliga a estar informado.
SE: ¿Qué tan lejos estamos de ver a Alejandro Uriona en una gatera?
AU: No estamos lejos, es algo que lo sueño todos los días, y sé que así va a hacer en un corto lapso. Falta también combinar el trabajo con el hobby. Mayormente las competencias hípicas son los domingos y es durante el fin de semana en donde yo tengo mayor carga horaria laboral. Pero ya le vamos a buscar la vuelta para que ese momento sea realidad, en competencia, y poder hacer algo que hizo mi padre durante tantos años así que lo quiero concretar.
SE: ¿Sufrís más viendo un partido importante de tu club o viendo a uno de tus caballos en una carrera?
AU: Es incomparable lo que uno sufre, lo que a uno le pasa, cuando ve a su caballo en carrera. Cada vez que compite un animal de uno es como si lo hiciese un atleta de tu familia. Verlos correr y que terminen sanos es un momento muy movilizante.
El “Haras Uriona” está abierto y en plena actividad. Pipo se sigue preparando para hacer honor a su sangre. La monta propia preparada y entrenada, fusta en mano y esperar la campana de largada para salir a la pista. Mucho no falta.