Aumento de sífilis: buscan en la provincia bajar los casos en embarazadas

El aumento de casos de sífilis es un problema a nivel mundial que también afecta a la Argentina y más específicamente a la provincia de Buenos Aires. Desde el Gobierno bonaerense aseguran que se debe a la “falta de uso de preservativo” e impulsan una fuerte estrategia para detectar y tratar la enfermedad en embarazadas.

“La sífilis ha aumentado en la población en general y correlativamente en embarazadas y recién nacidos”, le contó a DIB la infectóloga Mónica Moyano, directora de VIH, ITS y Hepatitis Virales de la Provincial Ministerio de Salud de la Provincia. Y agregó, sobre las razones del aumento de casos: “Nosotros vemos que hay una falta importante de uso de preservativo”.

Al respecto de los casos congénitos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó en febrero de este año que en 2016 se produjeron 661.000 contagios con un desenlace fatal para 200.000 fetos y recién nacidos.

Moyano contó que en la provincia de Buenos Aires hay diferentes fuentes de información sobre sífilis en embarazadas y cifras dispares. En este sentido, advirtió que en el conurbano hay entre un 3% y un 5% de casos de este tipo, que disminuyen fuertemente hacia el interior. “La meta de eliminación es 0,5 por mil y estamos 40 por mil”, agregó.

En este marco, Provincia lleva adelante una Estrategia de Intervención para la prevención de la sífilis materna y congénita que tiene como eje principal un testeo instantáneo que se realiza en los centros de salud de primer nivel de atención.

“El test permite tener el resultado en 15 minutos y, si es necesario, darle la penicilina en la misma consulta a las embarazadas y a sus parejas”, explicó Moyano. “Si uno trata adecuadamente a la madre, el chico nace sin la infección”, agregó.