Quedó inaugurada la “casa de abrigo”

Alojará a niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración

 

En la mañana de hoy, el Intendente Municipal de Nueve de Julio, Mariano Barroso, acompañado de funcionarios de su Gabinete y del organismo provincial de Niñez, Adolescencia y Familia, procedió a efectuar la inauguración de la “Casa de Abrigo”, ubicada en calle Corrientes 846 de nuestra ciudad, dependiente de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia; área comprendida por la Subsecretaría de Desarrollo Comunitario del municipio.

Creemos que el fruto de este trabajo desarrollado junto a la Provincia es una muy buena noticia para los nuevejulienses para atender una problemática muy puntual y muy particular desde la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia y la Secretaría de Desarrollo Comunitario; ya que si bien el recurso humano y el amor de todos los que se desempeñan en estas áreas es fundamental, no alcanza sino está acompañado de las herramientas y las instalaciones que se requieren para ello”, destacó el Intendente Municipal, recordando el positivo trabajo que ha desarrollado esta cartera municipal con la creación del área de Género, la incorporación de nuevos equipos interdisciplinarios y que agrega ahora este nuevo ámbito, “para contar con una atención acorde a las necesidades”.

Asimismo, Barroso agradeció el compromiso puesto de manifiesto por la Secretaria de Desarrollo Comunitario, María del Carmen Fernández y la Subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Fernanda Rodríguez, para llevar adelante este espacio.

Por su parte, Fernández apuntó que la tarea “comenzó hace un año atrás con la capacitación del recurso humano que va a trabajar en este ámbito junto al equipo técnico y dos coordinadores; y en este marco queremos agradecer a todas las áreas del municipio y a todos los trabajadores del mismo para que la casa quede en estas condiciones”.

A su turno, Fernanda Rodríguez explicó que el objetivo de la Casa de Abrigo es el de alojar a niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración, “ya que si bien los mismos deberían estar siempre con sus familias, en determinadas situaciones se debe aplicar una separación de la misma para restituir los derechos que están vulnerados, para que los mismos puedan tener una vida feliz”.

De esta manera, el abrigo tiene un tiempo determinado para restituir esos derechos y luego el niño vuelve a su casa, cuando los derechos se encuentran debidamente restituidos”, agregó, graficando que a lo largo de lo que va del año, de las 1.200 intervenciones efectuadas, solamente debieron aplicarse 20 abrigos.

Posteriormente, Pilar Molina, Directora Ejecutiva del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia, señaló que en todo el ámbito provincial, “las situaciones de abrigo representan entre un 7 y 8% de las intervenciones, aplicándose en aquellos casos extremos de violencia psicológica o física; indigencia, abuso sexual y abandono”.

La diferencia sustancial es que hoy hay 200 hogares en la Provincia que forman parte de una red provincial que es apoyada con recursos económicos y asistencia técnica; pero sucede que en algunos casos se trata de iniciativas de la sociedad civil.

Por ello, desde que se inició la gestión de la Gobernadora Vidal venimos invitando a los municipios a que abran sus propios espacios, lo que facilita el trabajo de los equipos locales y evita que estos chicos sean separados de su ámbito y de sus actividades”, subrayó especialmente.