Provincia reconoció el Año Nuevo indígena a través de un decreto

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires reconoció a través de un decreto el solsticio de invierno para el hemisferio sur como el Año Nuevo de los pueblos originarios que habitan el territorio bonaerense.

La decisión, que lleva la firma de la gobernadora María Eugenia Vidal, fue tomada mediante el decreto 672/2019. “Se trata de un avance en la promoción de los derechos humanos de los pueblos indígenas y en el respeto de su identidad social y cultural, sus costumbres y tradiciones de acuerdo a lo que establece la experiencia internacional”, detallaron desde el Gobierno.

De esta manera, el Año Nuevo de los pueblos originarios se celebrará, conforme a la cosmovisión indígena, el día en que efectivamente ocurra el solsticio de invierno y no únicamente el 21 de junio como lo establecía la norma anterior. O sea, tendrá lugar el momento del año en que el sol se encuentre más alejado de la tierra y en que tenga lugar la noche más larga.

A partir de esta normativa, la Provincia reconoce el derecho de celebración de todas las personas que se desempeñen en el ámbito del poder ejecutivo y que se autorreconozcan indígenas, en base al derecho humano a la libre determinación, integren o no una comunidad indígena organizada y/o registrada. Es ese sentido, reconocerá las inasistencias laborales motivadas por esa celebración. El cumplimiento con este reclamo histórico es el resultado de un acuerdo entre el  Consejo Indígena de Buenos Aires (CIBA) y la gobernadora Vidal. (DIB) MT