9.4 C
Nueve de Julio
miércoles, 17 agosto, 2022

Marketing: La Fórmula 1 se revalorizó y vuelve a brillar como en sus mejores épocas

Liberty Media, la empresa que revolucionó la Fórmula 1 y convirtió un deporte «viejo» en un fenómeno mundial.

(Por Lic. Gonzalo Merlo)

El acercamiento de muchos fanáticos a la Fórmula 1 en los últimos años y la popularidad que trae al día de hoy, donde dejó un Gran Premio de Miami con un récord en los Estados Unidos con la mayor audiencia televisiva en vivo para una carrera de esta competición, tiene un por qué y se llama Liberty Media. Liberty Media es una empresa norteamericana de medios de comunicación masivos, controlada por su presidente y propietario, John C. Malone, quien posee la mayoría de las acciones, quien además participa de DirecTV Group, Time Warner, truTV, Atlanta Braves (equipo de baseball), etc.

Para poner en contexto el éxito de este negocio hay que volver algunos años atrás: Antes de 2017, los derechos de la F1 eran propiedad de Bernie Ecclestone y en la década del 00´ el automovilismo era un éxito: 600 millones de espectadores miraban las carreras en todo el mundo. El problema llegó en 2016, cuando ese número bajo un 40%, donde los espectadores tomaban otros deportes como alternativa a un deporte que, según Ecclestone, no apuntaba ni atraía al público joven: “Muchos de esos niños no tienen dinero. Prefiero llegar a la persona de 70 años que está plagada de dinero […] no hay razón para buscar esos niños porque no comprarán ningún producto y si hay marketineros apuntando a esa audiencia, deberían anunciarse en Disney […] no estoy interesado en tuitear, en Facebook o lo que sea, no veo valor en ello” dijo Ecclestone en 2014.

 

Liberty Media adquirió los derechos de la Fórmula 1 en 2017 por un total de 4.4 mil millones de dólares, con un objetivo claro: Apuntar a la audiencia de los Estados Unidos, ¿Por qué? Un claro ejemplo es la NFL: Para ese año, la audiencia del fútbol americano era de entre 2 o 3 veces menor a la de la F1, pero generaba 8 veces más ingresos. El deporte en el país norteamericano es una fábrica de dinero, y se ve reflejado con la MLS y el crecimiento económico desorbitante en los últimos años.

Una de las primeras innovaciones que sumaron los nuevos propietarios fue que los pilotos y las escuderías subieran contenido exclusivo antes de la largada en sus propias redes sociales, lo que llevó a la F1 a ser la competición con mayor crecimiento digital en el mundo.

 

El cambio mayor sin duda fue la alianza con Netflix. La llegada de la serie «Drive to Survive» fue sin duda el mayor éxito de negocios del deporte en la última década, donde en un principio escuderías como Mercedes y Ferrari se negaban a participar porque lo veían como «tonto», pero los dueños sabían que era una oportunidad de negocio en suelo estadounidense que no podían dejar pasar.

 

La empresa también tuvo (y tiene) su recompensa por tanto éxito: El precio de mercado de la Fórmula 1 se incrementó en un 250% desde su llegada y Liberty Media cuenta con un ingreso de billones de dólares y números que se superan temporada a temporada. Un modelo de negocio que de modernizó y ahora es lo más exitoso del momento, convirtiéndose en un fenómeno mundial con récord de espectadores carrera tras carrera.

Últimas noticias

Cáscara de banana: ¿Cómo usarla?

La piel de la fruta no solo es perfectamente segura, sino que los científicos también demostraron que es beneficiosa...

Noticias relacionadas