Las claves del ‘Runnig barefoot’

El estilo de vida que explota en Estados Unidos y Europa tiene como características principales la dieta paleo y correr descalzos.

Desde hace dos años a esta parte es común salir a correr y ver a deportistas entrenándose descalzos. Esta forma de correr es lo que se denomina minimalismo o barefoot, surgió en la última década y se volvió popular porque la desarrollaban famosos de Hollywood, como Orlando Bloom, Lady Gaga y Jennifer Garner. Sin embargo, no se caracteriza sólo por la falta de calzado convencional, sino que también, su ejercicio lleva adelante una dieta específica: la paleo. 

Haciendo referencia a la alimentación, la licenciada en nutrición Marianela Calcagno explicó: “La dieta paleo se basa en el consumo de carnes magras de animales alimentados a pastura, pescado, frutas, vegetales y frutos secos. Además se deben dejar de lado los cereales, las legumbres, los lácteos y todos los productos procesados”. El plan, que también está de moda en los deportistas de alto rendimiento, aporta alto porcentaje de proteínas de buena calidad y fibra, ya que es moderada en grasas y reducida en hidratos de carbono. Asimismo se define por ser baja en azúcares refinados y sodio. 

La nutricionista resaltó también la contra de realizar este tipo de alimentación, porque, según explicó, es “difícil llevar una vida social normal”; es decir que, en reuniones con amigos o en restaurantes, es complicado conseguir los “platos paleo”. En ese sentido afirmó la especialista que es imprescindible la visita a un profesional, porque “seguir dietas de internet puede perjudicar a la salud”

En cuanto al entrenamiento, el desprendimiento del calzado debe ser progre-sivo. En ese sentido, la deportóloga Julieta Alfonso destacó: “Si el cambio se realiza de manera súbita, sin una adaptación previa, puede provocar lesiones de estructuras locales, como, por ejemplo, del pie, o estructuras alejadas al modificar la biomecánica de la carrera”. Comentó también que al desprenderse de las zapatillas, la planta de los pies genera una capa protectora, para evitar cortes y pinchaduras, aunque para lograrlo se debe llevar a cabo la aclimatación adecuada.

Asimismo es importante destacar que correr descalzo no mejora de forma inmediata el rendimiento de los deportistas. Sin embargo, en la actualidad, la práctica es utilizada para la rehabilitación de lesiones óseas. Por ejemplo: el futbolista Lionel Messi, durante la recuperación de su golpe en el sóleo derecho, en el mes de agosto, debió correr varios días sobre la arena sin ningún tipo de amortiguación en los pies. 

(La Tecla)