La inflación de septiembre fue del 5,9%: la tercera más alta en ocho años

La inflación de septiembre alcanzó el 5,9% y se convirtió en el tercer registro más alto desde 2011, impulsada principalmente por los rubros de vestimenta, salud y alimentos.

Según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el Índice de Precios al Consumidor (IPC) mostró un alza del 5,9% en el mes de septiembre, y acumula un 37,7% en lo que va del año. La inflación anual, en tanto, trepó al 53,5%.

Tanto consultores como el propio Gobierno esperaban que el índice de septiembre ronde los 6 puntos, debido al impacto de la devaluación posterior a las PASO. De este modo, el del mes pasado se convirtió en el tercer registro más alto de los últimos ocho años, superado solo por el 6,7% de abril de 2016 y el 6,5% de septiembre del año pasado.

En ese marco, si se cumplen con los vaticinios de algunas consultoras y analistas y los tres últimos meses del año el índice ronda el 13%, la inflación anual sería la más alta desde 1991.

De acuerdo con los números oficiales, el rubro que más se disparó durante el mes pasado fue el de vestimenta, que aumentó un 9,5%. Le siguieron Salud, con un incremento del 8,3%; Recreación, con una suba del 7,6%; y equipamiento del hogar, con +7,4%.

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas, el que mayor impacto tiene en la canasta básica, se incrementó en septiembre un 5,7%, al igual que las bebidas alcohólicas. Esto, pese a la medida de eliminación del IVA a los productos esenciales anunciada por el Gobierno tras las PASO.

Las tarifas de comunicación, por su lado, subieron en promedio un 6,7%, mientras que el transporte aumentó el 4,7% y los servicios públicos, 2%.

En tanto, el IPC Núcleo, un indicador que mide la inflación de los productos que no están atados a una variación estacional, fue del 6,4%. Este indicador marcaría que, contra los pronósticos del Gobierno, la variación de precios seguiría siendo alta en los próximos meses.

Con un incremento del 40,3%, el zapallo anco fue el producto que más se incrementó durante septiembre, seguido por la cebolla (24,1%) y la banana (18,5%). En tanto, el pollo entero aumentó un 14,3%, y el pan de mesa sufrió una suba del 14,2%.

En Buenos Aires

En tanto, en el Gran Buenos Aires la inflación de septiembre alcanzó el 5,8%, con un incremento del 11,8% en prendas de vestir y del 5,7% en alimentos y bebidas.

De este modo, la inflación en el área metropolitana acumula una suba del 37,1% en el año (0,6% por debajo del nivel nacional) y registra un incremento de 52,4% en el último año.

Explicación oficial

Tras conocerse el número de la inflación, el Banco Central apeló al resultado de las PASO para explicar la situación. La entidad indicó que luego de las Primarias “hubo una fuerte corrección a la baja de los precios de los activos argentinos y una suba del tipo de cambio que interrumpió transitoriamente el proceso de baja de la inflación que veníamos transitando desde abril pasado”.

En esa línea, sostuvo que “en octubre, los indicadores de alta frecuencia muestran que la inflación será significativamente menor a la de septiembre, reflejando que la inflación retomó el proceso de desinflación”.

“Para acotar la suba de los precios y mitigar su efecto en los hogares, particularmente los de menores ingresos, el Gobierno Nacional lanzó una serie de medidas”, incluyendo “la decisión del Gobierno Nacional de no aplicar nuevos aumentos a las tarifas de servicios públicos hasta fin de año”, añadió.

La entidad que preside Guido Sandleris indicó que “con el objeto de preservar la estabilidad monetaria y financiera, el BCRA continuó manteniendo una política monetaria contractiva e implementó un conjunto de medidas destinadas a reducir la demanda de dólares. Las medidas implementadas permitieron estabilizar el tipo de cambio y que la inflación retome su sendero decreciente a partir de octubre”. (DIB) JG