La cara del abuso sexual

(Testimonio en primera persona)

Un abusador no es detectado a simple vista, puede estar viviendo bajo tu mismo techo, en tu núcleo familiar, en tu barrio y nunca te enteraste de nada. Ellos saben cómo esconder sus delitos y tener esa doble cara, pero la cara de una víctima sí puede verse si estamos informados.
Quisiera decir que el abuso sexual en la infancia es algo que rara vez sucede, pero no es así. Mi objetivo no es victimizarme sino generar conciencia sobre esta problemática.

Mi papá me violó durante 12 años, empezando cuando tenía tan solo 4 años de edad, y dirán, “¿es que la mamá no la bañaba que no se daba cuenta?” fueron muchas las veces que fui a la pediatra por molestias, alergias y dolores en la zona íntima pero teniendo en cuenta que solo era una niña lo único que pensaban es que no me higienizaba bien.
Rara vez se detecta un abuso sexual por algo físico, y es por eso que es tan difícil que puedan darse cuenta.
Yo no hablaba, pero daba señales, no supieron verlas, pero forma parte de la misma desinformación.

En las fotos van a poder ver mi expresión corporal cuando me encontraba junto a mi progenitor, y cómo cambiaba cuando estaba con mi mamá, con mi abuela… no puedo publicar su rostro por temas legales porque sí, la justicia protege más a un abusador y a su reputación.

Todos conocemos a un niño y es tarea de todos saber detectar si algo va mal con ese vecinito, alumno, sobrino, preguntarle por qué está triste. En una de las imágenes pueden verme disfrazada de princesa, cumplía 6 años, tenía todo a mi alrededor pero no era feliz. A Papá Noel le pedí una muñeca que hablara, la letra es de mi progenitor, no quería una bebé que llorara o repitiera palabras, quería una que HABLARA, no sabía que no existía eso, era muy niña, pero mi intención era que esa muñeca pudiera responderme cuando contaba lo que me pasaba.
Mi mamá me protegía del abuso sexual cometido por extraños, me enseñó que ningún desconocido debía de tocar mi cuerpo pero nunca mencionó la palabra “nadie”.

Dejo algunos de mis dibujos también y pido que esta información sea compartida con todas las personas a las que creés que les pueda servir, ya sean docentes, cuidadores, padres, abuelos… estos días estuve bastante mal, y lo sigo estando, pero es cuando más puedo recordar y no solamente guardarme el dolor sino compartirlo para ser de ayuda.
Recordemos que el abusador tiene un poder inmenso sobre el niño, la manipulación que mi progenitor ejercía sobre mí era terrible, no hablaba porque él decía que a mí también me gustaba, que se enojarían conmigo, que yo quería que eso sucediera. Ahí es donde nace la importancia de la confianza y de enseñarle a los niños de que los vamos a proteger de cualquier persona, que les vamos a creer siempre, que si algo les hace sentir mal, les duele, lo cuenten, porque nada, nada de esto es su culpa. Dejo como última imagen una foto que me sacaron en una entrevista hace unos meses con una frase que quiero para todos los niños del mundo, que no callen más, el silencio solo beneficia al abusador.

Pueden leer mis escritos, poemas, consejos de prevención del abuso en mi blog: https://porunainfanciasindolor.blogspot.com/