8.9 C
Nueve de Julio
miércoles, 17 agosto, 2022

En forma en invierno

(Por Prof. Fernando “Cocó” Maineri)

Tener una buena vestimenta, proteger las manos y los pies y prestar atención al pronóstico del tiempo puede ser útil para ayudar a mantenerte seguro y cálido mientras realizas actividad física el aire libre en climas fríos.

Las bajas temperaturas pueden desanimar incluso a deportistas más motivados. Sin motivación es fácil guardar el equipo de entrenamiento para otro día.

El ejercicio es seguro prácticamente para TODOS en cualquier época del año, pero, si tienes algunas afecciones, asma, problemas cardiacos… consulta a tu médico para tomar las precauciones según afección o uso de medicamentos.

La temperatura, el viento, el frio pueden jugar una mala pasada si no estás preparado, la congelación es una lesión causada por el frio extremo. Es más común en la piel expuesta, como mejillas, la nariz, y las orejas. También puede producirse en las manos y pies.. Entre los signos de alerta se incluyen el entumecimiento, la perdida de sensibilidad y la sensación de ardor.

La hipotermia es la temperatura corporal por debajo de lo normal. Al estar expuesto a temperaturas frías, el cuerpo comienza a perder calor más rápido de lo que puede producirlo. Hacer ejercicio en un clima frio y lluvioso aumenta el riesgo. Algunos de los signos:

Escalofríos intensos.

Hablar arrastrando las palabras.

Perdida de coordinación.

Cansancio.

Vestirse demasiado abrigado es un error cuando se hace ejercicio en climas fríos. El ejercicio genera una gran cantidad de calor, lo suficiente para sentir cómodo., sin embargo, la evaporación del sudor extrae el calor del cuerpo y te refresca. Evitar las prendas de algodón, que permanece húmedo junto a la piel. Lo ideal una primer capa delgada pegada a la piel, polipropileno, y un abrigo delgado, respirable  e impermeable. Quizás sea necesario ir probando distintas opciones para encontrar la comodidad y combinación perfecta según la intensidad del ejercicio. Si eres delgado, es posible necesites más aislación que alguien más pesado.

Cuando hace frio el flujo sanguíneo se concentra en el centro del cuerpo y deja la cabeza, las manos y los pies vulnerables al enfriamiento. No olvidar la hidratación, porque es tan importante en épocas de clima frio como cuando hace calor, incluso si no tienes sed.

Existen mecanismos que se activan para elevar la temperatura corporal cuando hacemos ejercicio con el frio:

Contracción muscular: el descenso de los grados en el termómetro provoca que surjan contracciones musculares involuntarias que incrementan el tono muscular. Estas contracciones consumen energía que se transforma en calor.

Vasoconstricción: por este mecanismo los vasos sanguíneos se estrechan, reducen su diámetro,  y aumentan la resistencia la paso de la sangre que se dirige a la superficie corporal. Esto evita la perdida de calor.

Piel de gallina: este término común que utilizamos para referirnos a la pilo erección es otro de los recursos que utiliza el cuerpo humano para mantener el calor, el pelo de la piel se levanta, la capa de aire se queda atrapada debajo del pelo e impide la perdida de calor.

El metabolismo se pone en marcha: por último, se estimula y aumenta la producción de diferentes hormonas en las glándulas tiroides, se eleva la hormona THR y TSH y como consecuencia el resto de células del organismo producen calor.

 

Últimas noticias

Cáscara de banana: ¿Cómo usarla?

La piel de la fruta no solo es perfectamente segura, sino que los científicos también demostraron que es beneficiosa...

Noticias relacionadas