14.3 C
Nueve de Julio
miércoles, 1 diciembre, 2021

El feminicidio y la toma de conciencia

(Por Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología)

En esta oportunidad, quiero hacer mención directamente a este concepto, debido a que en estos últimos meses han aumentado los casos de violencia de género, lo cual desde hace varios años debemos llamarlo por el nombre de Feminicidio porque tendría que haber una clara intervención del estado, y vemos que muy lejos está de poder lograrse eso, ya que si bien hay leyes, algunas capacitaciones, no hay una firme intervención del estado con claras políticas públicas para que desde los niveles iniciales de socialización, se empiece a educar para que, de a poco, se cambien los claros niveles de patriarcado en los diferentes ámbitos de relaciones humanas.

Entonces Feminicidio es un término homólogo a homicidio referido al asesinato misógino de mujeres cometido por hombres, que incluye la variable de impunidad que suele estar detrás de estos crímenes, es decir, la inacción o desprotección estatal, dando cuenta de la tolerancia social y la responsabilidad Estatal frente a la violencia contra las mujeres y las niñas, con la consecuente impunidad e injusticia.

El sujeto que responde y obedece al mandato de masculinidad, basado en la pedagogía de la crueldad, se instala en el pedestal de la ley y se atribuye el derecho de desobedecer a aquello que interpreta en lo femenino. Así, el agresor de género funciona como un moralizador que en ese acto recibe un tributo, se convence de que lo que hace está bien y que por tal motivo recibirá honores por hacer lo que corresponde, castigar con violencia a quien es inferior a él y la constitución de su potencia como equivalente de la masculinidad. El status masculino depende de la capacidad de exhibir esa potencia en algunas de sus formas: sexual, bélica, política, económica, intelectual, y moral sin presentarse en formas puras.

Es importante que más allá de la legalidad vigente, que de hecho nacieron por el empoderamiento de la mujer, y el reclamo persistente del respeto a sus derechos y sobre todo desde la mirada de los Derechos Humanos; exista ante estas cuestiones trabajo interdisciplinario de diferentes especialidades para entender el porqué de la conducta del hombre violento, ya sea desde la criminología analizando las conductas desde sus orígenes, su contexto familiar, su contexto sociocultural donde se ha formado. Mientras que psicología busca entender los mecanismos Psíquicos que conducen a un sujeto a determinados hechos y los significados subjetivos que vehiculizan sus comportamientos.

El sujeto autor de la violencia no se mantiene al margen, también busca desde lo inconsciente y se encuentra con una conciencia teñida de representaciones que lo condicionan a mirarse y a mirar el dispositivo que lo intenta sujetar.

En los casos de violencia intrafamiliar, es muy compleja la actuación de la justicia, ya que depende de las pruebas de los hechos y sobre todo de la denuncia de quien la padece para poder intervenir, por eso es tan necesaria la escucha para la víctima, creer en ellas (mujeres y niñas) no mienten, siempre escucharlas no seguir revictimizandolas y en algunos casos decir el famoso mito tan vulgar “algo habrán hecho”, desprotegiéndolas por completo y haciéndoles entender que la culpa la tienen ellas.

Por eso es tan necesario el trabajo interdisciplinario, el apoyo del estado y el compromiso de cada profesional, cada operador de justicia, teniendo capacitaciones para poder entender estas problemáticas tan complejas. También es necesario armar políticas de prevención para evitar cualquier tipo de violencia, porque la misma es algo que se aprende, ningún individuo nace violento sino que se puede adquirir y crear por distintas situaciones, contextos socioculturales, por eso es tan importante la prevención para evitar sucesos de índole criminal, es necesario el acompañamiento a la víctima en su dolor, y la rehabilitación para aquellos que cometieron delitos para que pueden modificar las conductas para una mejor interacción con el otro en una sociedad determinada.

“Somos Seres Emocionales que razonamos” por eso es tan importante el diálogo y la manifestación de las emociones, para entender y ayudar a quien lo necesita.

Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología

 

 

Últimas noticias

Panaderos proponen congelar el precio del pan hasta el 1 de enero de 2022

"Vamos camino a acordar y estabilizar los precios, entendiendo la situación socioeconómica que atraviesa el país", indicaron los panaderos...

Noticias relacionadas