Edimburgo, la capital montañosa

DESTINOS: ESCOCIA  (por Ceciclia Lastiri).

Edimburgo es la capital compacta y montañosa de Escocia. Tiene una ciudad antigua medieval y una elegante ciudad nueva georgiana con jardines y edificios neoclásicos.
Sobre la ciudad se alza el castillo de Edimburgo, que alberga las joyas de la corona de Escocia y la Piedra del Destino, que se usó en la coronación de los gobernantes de Escocia. Arthur’s Seat es una imponente cima en el Parque de Holyrood con vistas panorámicas y Calton Hill tiene monumentos y memoriales en su parte superior.
Cariñosamente apodada “Auld Reekie” (vieja chimenea) por la gran cantidad de chimeneas humeantes que coronaban los tejados de los edificios manteniendo las casas calientes, Edimburgo posee un clima bastante lluvioso que, lejos de ser un inconveniente, es algo que le aporta aún mayor encanto a la visita, otorgando un aire misterioso y tenebroso a la ciudad.
 
La Royal Mile es una calle de Edimburgo que comunica el Castillo, al oeste, con el Palacio de Holyroodhouse, al este.
La Royal Mile (Milla Real) es la calle más famosa de Edimburgo. Como curiosidad, su longitud, 1.814,2 metros, da origen a una medida un tanto desconocida, la milla escocesa. A lo largo de toda la calle encontrarás decenas de callejones (closes) y patios (courts). Merece la pena acceder a algunos de ellos para deleitarse del gusto medieval de la ciudad.
El Castillo de Edimburgo es una antigua fortaleza que compone uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, además de uno de los más visitados.
Con más de un millón de visitantes al año, el castillo se alza imponente sobre la colina de Castle Hill ofreciendo unas majestuosas vistas del centro de la ciudad. Con tres de sus lados protegidos por escarpados acantilados, la única vía de acceso al castillo es la empinada Castlehill, en el comienzo de la Royal Mile.
 
El Palacio de Holyroodhouse, conocido como Palacio de Holyrood, continua siendo hoy en día la residencia oficial de la Reina de Inglaterra en Escocia. Fue a partir de la Edad Media cuando los reyes cambiaron el frío Castillo de Edimburgo por la confortable abadía de Holyrood. En 1503 Jacobo IV ordenó la construcción de la primera residencia y, años después, Jaime V hizo construir la torre en la que viviría la Reina María Estuardo entre los años 1561 y 1567. Fue un siglo más tarde cuando Carlos II lo transformó en uno de los palacios más admirados de Escocia.
En Edimburgo hay cientos de bares y pubs en los que se puede tomar una buena cerveza, un whisky, o bien algo rápido de comer
En la ciudad hay locales para todos los gustos y son muchos los turistas que eligen comer en un pub. Aunque los horarios suelen ser más restrictivos que los de los restaurantes, los pubs suelen ser algo más económicos.
Fabricado en sus comienzos por sus propiedades medicinales, la fabricación del whisky se ha convertido en una de las industrias más poderosas de Escocia.
Existen diferentes tipos de whisky escocés dependiendo de la materia prima utilizada para su fabricación. Las principales regiones productoras de whisky son las Lowlands, Campbeltown, Isay y las Highlands. El sabor y el aroma del whisky varían de una región a otra, algo que se puede aprender visitando la Scotch Whisky Experience.  Es conveniente recordar que en Escocia el whisky no se mezcla con nada, se sirve solo y normalmente sin hielo. Se puede mezclar con un poquito de agua.
Extramuros Viajes La Rioja 1176 casi Vedia, 9 de Julio   Tel 02317 425025/425006    [email protected]       o visita nuestra web   www.extramurosviajes.com.ar
¡17 años viajando juntos!