10.6 C
Nueve de Julio
lunes, 23 mayo, 2022

De vuelta mal parado

libro1
El libro a punto de salir a la venta

Dennehy: ¿El pueblo de los infieles? . La inminente presentación de un libro, resurge el crimen de Angel Palacios que sucedió en la localidad en 2005. El caso, aún impune, dejó mal parado a la localidad cuando la justicia absolvió al único acusado argumentando que no lo podía acusar por el móvil de crimen pasional cuando la localidad se asemejaba a “un bosque griego” por la cantidad de “francachelas sexuales” que realizaban.

Hace pocos días se conoció la noticia de que salió a la venta el libro “Asesinato Perfecto en el Pueblo de los Infieles”, un policial basado en el crimen y escrito por un abogado penalista y especialista en Criminología, el Dr. Hugo López Carribero. Justamente Carribero  fue el letrado que actuó como abogado defensor del único acusado, Clemente Villegas y que fue absuelto por la justicia con un fallo que conmovió al país y que ridiculizó a todo un pueblo.

Esta noticia también repercutió durante los últimos días a nivel nacional (el viernes pasado, 6 de noviembre) volvió a despertar las heridas del pueblo. El canal A 24 recordó el caso que tituló  “Dennehy: El pueblo de los infieles” y que se centró más en el inédito fallo del juez que en el asesinato mismo.

Según el medio digital local, Cadena Nueve, el libro se presentaría en nuestra ciudad el próximo 20 de noviembre.

 

Cronología del escándalo

El asesinato

El  9 de marzo de 2005 en Dennehy, el jornalero Angel Palacios fue asesinado de rodillas con un tiro en la frente y hallado atado de manos en medio de una calle de la localidad. El principal acusado por el hecho fue Clemente Villegas, con cuya esposa la víctima vivía un romance clandestino. Sin embargo, La justicia lo absolvió cuando destapó una insólita trama de romances escondidos, parejas cruzadas e infidelidades varias en el pequeño pueblo. En un fallo inédito, absolvió al imputado arguyendo que en esa localidad abundaban los encuentros amorosos clandestinos y que por ello no podría ser el único sospechoso.

 

El fallo del escándalo: Pueblo de francachelas sexuales

El Tribunal fundamentaba  su decisión no sólo en la falta de pruebas en contra de Villegas, sino que destacó que en el pueblo existía un descontrol sexual que hacía sospechoso a cualquiera de los hombres de Dennehy que estén en edad reproductiva. En el fallo judicial, la comunidad de Dennehy fue comparada con un «mitológico bosque griego» donde se concretaban “clandestinamente encuentros amorosos” y que era propicio para «las francachelas” sexuales por la supuesta infidelidad de sus habitantes.

«Lo único que ciertamente pudo llegar a saberse es que la Planta Urbana de Dennehy, para muchos de sus habitantes era como un mitológico bosque griego en el que varios «faunos« y varias «ninfas« rurales concretaban clandestina u ostensiblemente sus encuentros amorosos, algunos fugaces y otros, más duraderos», dice el fallo.

Y agregó que «Indudablemente, lo acopiado como plexo evidencial coincide en que una conclusión potable acerca del móvil criminal pudo ser una «cuestión de polleras« ¿pero las de quién?».

Incluso el juez Eduardo Costía parafraseó a Shakespeare y dijo: «Hubo en Dennehy varios celosos «Otelos«, varias infieles «Desdémonas« y varios amantes «Yagos«.

 

 

Repercusiones mediáticas nacionales

Ante el fallo escandaloso los medios nacionales se hicieron eco del calificativo y viajaron hasta la localidad.

La causa, que rondaba alrededor de un asesinato pronto perdió la finalidad misma – la búsqueda y enjuiciamiento del culpable – y cambió de escenario. La Justicia quedó a un lado y fue convertida por la prensa nacional en una verdadera comedia, aunque paradójicamente, se trataba de un crimen. Tal vez al juez contribuyó con sus fundamentaciones y con lo que posteriormente, el abogado defensor exacerbó hasta límites insospechados para defender a su cliente.

Por esos días los títulos de los diarios y de los noticieros, destilaban tinta amarilla en que predominaba, generalmente, el mismo título: Dennehy: el pueblo de los infieles. Y aprovechaban las sorprendentes comparaciones del juez, cuando por ejemplo parafraseaba a Shakespeare para referirerse en esa localidad existían varios celosos “Otelos”, varios infieles “Desdémonas” y varios amantes “Yagos”.

Y  aunque la mayoría de sus pobladores no leyeron las obras shakespearianas y desconocen las pasiones humanas que representan sus personajes en esas tragedias, sintieron que la agresión fue indiscriminada y que, en muchas cosas, tanto la justicia como la prensa faltó a la verdad.

La voz de la justicia

Ante el escándalo, luego el juez Costía explicó que las apreciaciones que vertió en el fallo «no tenían nada que ver con todo el pueblo», sino con los involucrados en el caso. Pero el mal ya estaba hecho.

¿Jury al tribunal?

Vecinos descontentos por la repercusión y la sentencia del periodismo nacional se acercaron al municipio de Nueve de Julio para manifestar su descontento y solicitar al intendente que pidiera un jury al Tribunal que redactó el fallo. En intendente, de la ciudad, Dr. Walter Battistella también ebió salir a declarar ante medios nacionales en defensa de la población. «Los vecinos se vieron realmente ofendidos por el fallo, esto es una difamación de la moralidad de la gente de Dennehy», los defendió Battistella. Y en ese momento analizaban la posibilidad de pedir el juicio político de los jueces del Tribunal Oral Criminal (TOC) 3 de Mercedes.

Los representantes del pueblo están tan indignados que también analizaron en un momento hasta viajar a Mercedes, a la sede del TOC 3, para que el juez Eduardo Costía, quien redactó el fallo y tildó al pueblo de infieles, les pida disculpas.

Errores de procedimiento

Por entonces, también declaraba el delegado muncipal de Dennehy “Todo el pueblo está sospechado de haber sido el asesino”, resumía a EXTRA concisamente, Raul Bracco.

Y adjudicaba las causas a que “hubo medios que trataron el tema muy livianamente. Lo peor de todo es que, detrás de todo esto, hay una muerte y todavía no se sabe quién lo mató”.

Para el delegado, el error del juez había sido que había concentrado toda la investigación en la posibilidad de que haya sido un crimen pasional y haber descartado de antemano otras líneas de trabajo. “Se abocó únicamente al tema ‘de polleras’  y no tuvo en cuenta otras posibilidades como robo, droga o ajuste de cuentas” aseguraba a EXTRA.

 

…Y después qué?

La intención de iniciar un jury al tribunal no prosperó. De a poco se fueron atenuando las aguas y tilde de “pueblo de infieles” quedó en el olvido.

A diez años del asesinato, nadie recuerda el crimen que quedó impune.

Sin embargo las secuelas morales permanecen en los pobladores de Dennehy que vieron el viernes resurgir el escándalo en el canal A24. Espuelas inflingidas por enormes victimarios: un juez que hizo de un fallo judicial un ensayo literario; un abogado defensor que invirtió la carga del delito de homicidio a toda una población rural y una prensa nacional que hizo de un delito, un verdadero circo romano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias

Bono de ANSES para familiares de víctimas del Covid: Cómo registrarse y cobrar $75.000 mensuales

Se trata de una pensión de por vida establecida a partir de la ley N.º 27.549, que es compatible...

Noticias relacionadas