¿Cómo viene la unidad peronista en la Cuarta sección electoral?

La superestructura peronista aboga por la unidad pero en la región la irrupción de diversos actores modifica ese deseo y con él, los distintos escenarios posibles. Tras el acuerdo entre Sergio Massa y Alberto Fernández, Cuestión Política realizó una radiografía de cómo se vienen trabajando los acuerdos en la Cuarta.

En Alberti es Germán Lago la figura que concentra la unidad. Hay conversaciones para que el sector kirchnerista, que encabeza David “Tero” Cejas se encolumne detrás de su figura y no ir separados como en el 2017.

 

En Ameghino la unidad peronista se encolumna detrás de los hermanos Patricio y Andrea García. Si bien aún no hay definiciones de quién será el candidato a intendente por ese espacio, no han surgido nuevas expresiones del PJ ni de Unidad Ciudadana que realicen planteos a la estructura del justicialismo local.

 

En Bragado Sergio Barenghi parece ser el hombre que se encamine como el representante de la unidad. Desde distintos sectores han emitido señales de consenso detrás de su candidatura. Días atrás, en la sede de FORJA, el conocido empresario y referente del Partido Justicialista local sumó nuevas adhesiones de diferentes espacios de raíz peronista para alimentar esa tesitura.

 

En Carlos Casares, el intendente Walter Torchio representa la unidad peronista. La  Conducción PJ local, el Peronismo Ortodoxo, la Juventud Peronista, el Movimiento Evita, Unidad Ciudadana, Kolina, La Cámpora, la Juventud Torchista, CTEP, el Peronismo 2020, el Partido de la Victoria, Miles, Barrio de Pie, Libres del Sur, Somos, Los Pasos Previos, representantes Sindicales y referentes locales del Frente Renovador se encolumnan detrás de su figura.

 

En Carlos Tejedor va haber unidad porque los principales referentes así lo han acordado en diversas reuniones. Ricardo Carreras y Joselo Fasio del Movimiento Evita, German Salazar y Jorge Erramouspe por Unidad Ciudadana, María Celia Gianini y Lisandro Hernández por el randazzismo y el presidente del PJ local, Pablo Battista tienen óptima sintonía fina.

 

En Chacabuco, dese Unidad Ciudadana hasta el Frente Renovador han conformado una Mesa de Diálogo que coordina el presidente del PJ local, Javier Estevez. Restaría limar ciertas asperezas entre los dos sectores kirchneristas para que la unidad termine de sellarse. El Frente Renovador aclama por una lista conjunta pero el diputado provincial Mauricio Barrientos ya vaticinó que habrá interna.

 

En Chivilcoy todo indicaría que las PASO serían la instancia ordenadora de los egos.

Unidad Ciudadana movió primero y salió a instalar a la edil Constanza Alonso pero el randazzismo pone paños de agua fría a esas intenciones y avisa que ese espacio espera definiciones del ex ministro del Interior y Transporte y de su mano derecha, el exintendente Ariel Franetovich. Por las dudas la JP ya lo postuló como un posible candidato. Otro ex jefe comunal, Darío Speranza, que suele hacer las veces de moderador entre ambos bandos, también visibilizó sus ganas de jugar.

 

En General Arenales la unidad se trabaja en silencio y los distintos actores así lo sugieren. El exintendente José María Medina le confió a Cuestión Políticaque “hay esperanza que vayamos todos unidos en una sola lista”. Sin facciones enfrentadas por el poder, el desafío es volver a acercar a dirigentes y “compañeros” que por distintos motivos se han alejado.

 

En General Pinto, el jefe comunal Alexis Guerrera es la figura de esa unidad. Si bien hay expresiones kirchneristas, las mismas nunca consolidaron un armado por fuera del espectro del jefe comunal que viene reeligiendo en su cargo desde el 2003.

 

En General Viamonte, la decisión de Massa de plegarse al Frente Patriótico despejó cualquier posibilidad de interna porque, el por ahora legislador bonaerense Javier Mignaquy, quedó sin sello para esbozar boleta alguna. De todas formas, tampoco parecía que fuese su intención participar por una carrera al Ejecutivo local. Viviana Guzzo es el nombre y apellido que encarna esa unión. 

 

En General Villegas, el universo es hiper complejo. La decisión de Alegre de jugar con Pichetto saca base peronista a Frente de Todos y quedan dos sectores kirchneristas en puja. Uno de ellos representado por la referente de Unidad Ciudadana y La Cámpora, Sol Fernández, que es apoyada por el zurrismo y el otro sector que emerge es el Frente Pedro Satragno que tiene como precandidata a la doctora Silvina Riat y línea con otro intendente peronista de la región. Se avecina un escenario de interna debido a que el dominguismo también tiene representación en el HCD y no ha dado definiciones sobre su política de alianza local.

 

En Hipólito Yrigoyen, Jorge Cortés no la tiene tan fácil. Desde Unidad Ciudadana miran de reojo al jefe comunal por sus acercamientos pasados al exintendente de Bolivar, Eduardo “Bali” Bucca, y la campaña que realizó de la mano de Florencio Randazzo. La última visita de Axel Kicillof a ese distrito calmó las aguas y mostró una foto de unidad con el espacio kirchnerista que, en lo terrenal, no es tan real. Hay negociaciones constantes para determinar qué cuota de poder tendrá cada uno en el 2019.

 

En Junín, el acercamiento de la diputada Rocío Giaccone a Massa trastocó todo. Según pudo saber Cuestión Política, a raíz de ello se está armando un espacio lo más amplio posible con muchos sectores del peronismo y también del FR que llevaría la precandidatura del exintendente Mario Meoni. A ese armado falta una respuesta concreta del sector del senador Gustavo Traverso que, a su vez, ya milita la candidatura de la edil Victoria Muffarotto. También hay un frente de unidad, que se referencia con Pablo Micheli. Ergo, puede haber una PASO entre dos espacios.

 

En Leandro N. Alem, la unidad se concentra detrás del jefe comunal Alberto Conocchiari que buscará una banca como diputado provincial. No hay vestigios de que pueda confluir un peronismo alternativo desde hace años en esa ciudad.

 

En Lincoln, el pronóstico es reservado porque hay peronismo para todos los gustos: Frente Renovador, Kolina, Unidad Ciudadana, Movimiento Evita, PI, Nuevo Encuentro y Frente Grande.  El esquema es complejo porque según pudo saber Cuestión Política, lo diversos referentes pregonan la unidad públicamente pero refuerzan líneas internas que alientan una PASO. El partido del PJ puede ser la estructura ordenadora de esos egos pero a su conducción le está costando encaminarlos.

 

En Nueve de Julio, tres referentes son considerados dentro del peronismo para encabezar la boleta municipal, en medio de una etapa de renovación de dirigentes. Se trabaja para alcanzar una fórmula de consenso, sino habrá PASO. Se trata de los concejales Guillermo “Grillo” Rodríguez (EDA), Juan Pablo Parise (Unidad Ciudadana) y Mauro Esteban, ex jefe de la regional de Anses hasta el 2015. Si bien las conversaciones no son concluyentes, el peronismo tiene la intención de lograr la unidad.

 

En Pehuajó, el 90% del peronismo se encolumna detrás del actual jefe comunal Pablo Javier Zurro. El 10% restante aguarda definiciones de Sergio Massa para subirse al tren de la unidad. De todas formas, el referente del FR en esa ciudad, Mateo Rossi ya le dijo a Cuestión Política que el rival es el modelo neoliberal de Mauricio Macri..

 

En Rivadavia, hay unidad y se llama “Somos Rivadavia”, un espacio vecinalista donde confluyen distintos sectores del peronismo para enfrentar a Rivadavia 1° que es la fuerza del builismo que hoy milita para Macri.

 

En Trenque Lauquen, el lanzamiento de Cristina de mediados de mayo aclaró el panorama y los diversos referentes se perfilan hacia una confluencia. El PJ y Unidad Ciudadana son las fuerzas con piso territorial que acordaría. La danza de los nombres tiene a 7 integrantes: Mónica Estévez, Federico Crowder, Pablo Larrosa, Néstor Baselli, Pablo Lambertt, Julio Collado y Gastón Moreno.

(Cuestion Politica)