22.1 C
Nueve de Julio
miércoles, 1 diciembre, 2021

Comer de pie es perjudicial para la salud: las razones

Muchas veces hemos comido a las apuradas algún sándwich o snack a la hora del almuerzo mientras esperábamos un colectivo o simplemente salíamos de trabajar para obtener unos minutos de aire fresco. Pero si se convierte en hábito es perjudicial para la salud intestinal, según estudios.

En muchas ocasiones, generalmente en el almuerzo cuando se dispone de poco tiempo para sentarse a comer debido a los horarios laborales, nos vemos en la obligación de comer «de parados», e inclusive, caminando por la calle. 

Comer de pie es perjudicial para la salud digestiva, debido a que es mucho más difícil poder relajarse, por lo que se come a un ritmo acelerado, que conlleva estrés y una mayor ingesta de aire. Tragar demasiado aire es el origen de numerosos males derivados del gas intestinal. 

Según varios estudios, tanto por el hecho de tragar aire como por la postura estirada que no mantiene el estómago comprimido, las personas que comen de pie tienen a hacerlo en mayores cantidades. Curiosamente, las personas que comen sentadas se sienten saciadas antes. 

Además, al comer parado se elige una comida menos sana. Esta es una constatación estadística, revelada por la revista HealthDay. En el artículo se relaciona la excesiva presencia de la comida chatarra en la dieta con factores entre que se presenta el hecho de comer de pie: el plato elegido tiene más hidratos de carbono, más azúcares libres, más grasas saturadas, que cuando nos sentamos a comer.

Por lo general, comer de pie provoca que los músculos no estén relajados. Esta tensión se traslada al estómago, que puede traer dolores una vez finalizada la comida. El cerebro ordena llevar más cantidad de sangre a los músculos de las piernas, que son los que más están trabajando, por lo que el bombeo es inferior en los músculos que participan en la ingesta de alimentos, como el tracto intestinal.

De todas formas, no significa ningún riesgo hacerlo de vez en cuando. Pero lo importante es que no se haga todos los días, debido a que está demostrado que comer de pie de manera asidua puede tener efectos perjudiciales, entre ellos, la dispepsia.

Esta afección se define como un conjunto de síntomas que se originan en el tractogastrointestinal superior sin una causa estructural o enfermedad metabólica que pueda explicarlos. Suele ir acompañada de dolor, hinchazón, acidez, náuseas o incluso alteraciones de las contracciones y el vaciamiento gástrico. 

Para tener una buena digestión es aconsejable comer a un ritmo normal, masticando bien cada alimento. Comer de pie en sí no es malo, pero si se ingieren los alimentos al mismo ritmo que cuando lo hacemos sentados. Comer implica, además de ingerir alimentos, desconectarse un poco de las tareas y al realizarlo de pie parece que el objetivo es únicamente seguir lo antes posible con nuestra actividad.

Lo recomendable es hacerlo sobre una silla, sin distracciones y saboreando cada bocado.

(Urgente 24)

Últimas noticias

Uso, aplicación e impacto ambiental de los agroquímicos

Importante presentación en nuestra ciudad En el marco de una importante jornada a realizarse este viernes 3, de 10 a...

Noticias relacionadas