Abandonados a su suerte

IMG_20170103_191821781GALGOS…

Se pueden observar en cercanías del basural y de la antigua estación de La Trocha. Seguramente sus antiguos dueños, al no poder participar de las competencias, decidieron abandonarlos a su suerte.

Luego de la prohibición de las carreras de galgos mediante la Cámara de Diputados, la cual  convirtió en ley el proyecto para prohibirlas en todo el territorio argentino, se aprobó la media sanción girada desde el Senado  y castiga con penas de hasta 4 años de cárcel y multas de hasta 80.000 pesos a quien realice, promueva u organice la actividad.
La iniciativa fue respaldada por 132 votos que fueron cosechados por el interbloque de Cambiemos, el massismo y el bloque justicialista y la izquierda, mientras que el rechazo fue impulsado por 17 legisladores, algunos representantes del Frente para la Victoria, y el diputado salteño Alberto Olmedo.
En el debate en particular, el artículo referido a la pena de prisión de cuatro años tuvo una ajustada votación de 77 a 74 sufragios, lo que marcó las diferencias que existían sobre si se aplicaba una sanción que podría incluir la prisión.
El proyecto que fue impulsado por la senadora Magdalena Odarda, prohíbe “en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza”.
Establece, entre otras cuestiones, que quiénes organicen, promuevan, faciliten o realicen carreras de perros, serán reprimidos con prisión de tres a cuatro años y multas que van de 4 mil a 80 mil pesos.

Probablemente algunos galgueros nuevejulienses no supieron que hacer con los animales, por ende terminaron abandonándolos.