Se inauguró el Museo

tapa
Momento del corte de cintas

Luego de décadas de uno de los edificios más pintorescos de la ciudad permaneciera en estado de abandono, y tras las iniciativas para recuperarlo de gestiones anteriores como los ex  intendentes Martín Callegaro y el Dr. Walter Battistella, se logró su inauguración ayer jueves por la tarde, con la actual gestión, de Contador Mariano Barroso

que inyectó impulso y consiguió los últimos recursos para que se concrete la apertura. Los actos se incluyeron en los festejos por los 153 años de la ciudad.

Las nuevas instalaciones traerán no solo aire fresco para todo el material histórico, archivístico y documental que existía en el museo anterior (cuya estructura era por demás obsoleta) sino que prometerá más. No sólo se trata de un museo, sino que pretenden convertirlo en  un centro cultural y para ello se proyectaron las instalaciones. Cuenta por ejemplo en su diseño con un espacio especialmente diseñado para espectáculos y para la exhibición de las expresiones artísticas locales, además está dotado de equipos de sonido y video. También se lo utilizará como ámbito para disertaciones, charlas y conferencias así como otras actividades que hasta ahora, por no disponer de un espacio acorde, se desarrollaban en el  Salón de las Américas del Palacio Municipal.

Además próximamente proyectan la inauguración de un bouffet, de manera que los vecinos puedan acercarse a leer o a compartir las distintas actividades, como así también los artistas cuenten con un ámbito para su expresión de manera espontánea.

La inauguración

El acto inaugural no fue extenso y la apertura estuvo a cargo dela ctual director del museo y archivo histórico, el profesor Roberto Castro quien resaltó que “la reconstrucción del pasado nos permite conocer lo hecho para entender lo que somos hoy”. También aclaró sobre el objetivo de este nuevo edificio: “La propuesta que presentamos es la de un museo interactivo, participativo y formativo y que hasta las familias puedan participar en el crecimiento de la cultura”

En segundo lugar tomó la palabra el director del Archivo Histórico de la Provincia, Guillermo Ruiz , quien aseguró que “la preservación del pasado, la conservación de los documentos, la construcción de nuestra identidad es uno de los fundamentos básicos” del área estatal que representa.” La incorporación a la vida cultural pública que tiene este edificio reconvertido en museo, archivo histórico municipal y centro cultural es fundamental para la reconstrucción de esa identidad, en este caso como nuevejulienses”, agregó.

Ruiz presentó la muestra artística itinerante, Oid El Ruido, que se expondrá en las nuevas instalaciones durante dos semanas. “La muestra comenzó a itinerar a mediados de año que nos vincula con el Bicentenerio de la independencia. Pasó por varios distritos, viene de Carlos Casares, seguirá por Trenque lauquen y así sucesivamente hasta el 2017. Interpela una fecha y un lugar muy anclado en nuestra historia”.

INTENDENTE MARIANO BARROSO

“Presevar el patrimonio es nuestro deber con la historia”

Ese fue el mensaje del jefe comunal durante el acto de inauguración. “El patrimonio histórico y arquitectónico es parte de nuestra cultura. Mantenerlo, recuperarlo, reutilizarlo, es un deber para con nuestra propia historia y hasta con nosotros mismos”, manifestó.

Tras ello recordó que “nuestros abuelos inmigrantes que forjaron un gran país y una pujante ciudad, nos dejaron un legado que aún perdura y este edificio es muestra de ello. Esos grandes hombres que se trazaron objetivos ambiciosos, que fundaban ciudades y las convertían en comunidades prósperas, deben hoy servirnos de ejemplo, para transformar y mejorar nuestra realidad”.

Y recordó que en este emblemático edificio funcionó la Compañía de Electricidad del Sur Argentino, entre 1913 y 1951 y que albergaba la planta generadora de energía eléctrica para la ciudad.

“Ha soportado incendios, décadas de abandono, y sin embargo siempre ha estado ahí para todos los nuevejulienses, ¿quién no se ha detenido a observarlo?, si hasta hace unos años cuando estaba oscuro y retraído nos llamaba la atención y creo que todos pensábamos ¿por qué habrá quedado abandonado? –reflexionó- Es bueno saber que muchos también pensaban qué es lo que se podía hacer para recuperarlo”.

Barroso llamó a la toma de conciencia de los ciudadanos. “Tenemos que hacer un mea culpa también como nuevejulienses, por permitir esos años de abandono, como pasa con otros edificios. Es una realidad que a veces no es fácil recuperarlos, pero que esta belleza arquitectónica sirva de ejemplo y de puntapié inicial para empezar a recuperar nuestro patrimonio, y por sobre todas las cosas para empezar a valorarlo.

Porque como decía al principio, la impronta de nuestra comunidad se encuentra también en todos estos edificios históricos, que marcaron una época de progreso y que hoy aspiramos nos sirvan de incentivo para volver a ser esa ciudad pujante y moderna conocida como la “Perla del Oeste”.”

Además manifestó su seguridad de que el museo en su nueva casa, “albergará lo mejor de nuestra historia, cumpliendo una función educativa y cultural, manteniendo viva nuestras tradiciones, honrando a nuestros antepasados; pero también aspiramos a que sea un centro moderno, con actividad y vida cultural permanente, al que concurran jóvenes y adultos”.

Por último manifestó su deseo para que este nuevo edificio se convierta “en un punto de encuentro entre el pasado y el presente para que entre todos podamos tener un mejor futuro”.