20.4 C
Nueve de Julio
martes, 18 enero, 2022

¿Qué es la fuerza muscular?

(Por Prof. Fernando “Cocó” Maineri)

La fuerza se puede definir como la capacidad de ejercer fuerza o la de realizar un trabajo contra resistencia. El cambio más notable producido en el músculo como consecuencia de colocar durante un tiempo una sobrecarga en el mismo es el aumento de la dimensión. El principio de sobrecarga sigue el concepto de que la fuerza y la resistencia de un músculo solo aumentarán cuando las cargas de trabajo superan las habituales. Sin embargo, hay que señalar que el tamaño solo no es un índice de la fuerza de un músculo, ya que este varía de dimensión por las distintas cantidades de tejido graso.

Estudios indican que el entrenamiento de fuerza puede producir cambios de adaptación dentro del sistema nervioso, que permiten una activación más completa de los principales motores en un movimiento concreto y mejor coordinación de todos los músculos relevantes. Se produce así una mayor fuerza neta en la dirección intencionada del movimiento. Se ha demostrado que los cambios relativos en fuerza e hipertrofia muscular son similares en hombres y mujeres.

El ejercicio para desarrollo de la fuerza se relaciona con el tipo de contracción muscular.

Contracción muscular isométrica: es la que no produce cambios en la longitud del musculo o en el ángulo de la articulación en la que se produce la contracción. Se ha demostrado que es más eficaz cuando se mantienen 6-10 contracciones máximas durante al menos 6 seg. La fuerza conseguida con el ejercicio isométrico es específica para el ángulo en el que se produce la contracción.

Contracción muscular isotónica: alargando o acortando el musculo o moviendo una parte del esqueleto en toda la gama del movimiento, se realiza una contracción  isotónica. Este supone el movimiento de una fuerza resistiva, una parte del cuerpo o un objeto, y también se puede llamar contracción dinámica. Un ejercicio isotónico no implica las mismas fibras musculares durante todo un movimiento concreto, ya que la carga se mantiene constante, independientemente del ángulo de contracción y del grado de fatiga. Así, la máxima ganancia de fuerza se da en las fibras empleadas en la parte inicial del movimiento, cuando se ha superado la inercia. La menor ganancia se da en el punto medio de la contracción.

La principal utilidad de realizar ejercicios con contracción isotónica es que favorecen el rango articular de moción y aumentan la circulación y la resistencia. Durante un movimiento isotónico contra resistencia, el musculo se debe colocar primero en posición estirada para asegurar la máxima inervación hacia las fibras musculares. Tras ese estiramiento completo, la parte del cuerpo se mueve concéntricamente lo más lejos posible y luego excéntricamente hacia la posición de estiramiento inicial.

La contracción concéntrica, o resistencia pasiva, se refiere al acortamiento del músculo. La contracción excéntrica, o resistencia negativa, se refiere al alargamiento del musculo. La acción muscular excéntrica enerva más fibras musculares, es capaz de producir fuerzas mayores y consume menos oxigeno que  una contracción concéntrica.

En los ejercicios pliométricos, una contracción excéntrica precede inmediatamente  a una concéntrica.

La recuperación de la fatiga muscular es más rápida en el ejercicio isotónico que en el isométrico.

Últimas noticias

Martes 18 de enero: SITUACIÓN EN EL PARTIDO DE 9 DE JULIO- PANDEMIA COVID-19

Se confirmaron 170 nuevos pacientes para CORONAVIRUS en nuestro Distrito. Además, fueron un total de 94 los hisopados negativos. Es...

Noticias relacionadas