20.5 C
Nueve de Julio
miércoles, 21 febrero, 2024

Inicio de clases: la canasta escolar llega con aumentos de más del 500%

La canasta escolar llega con aumentos de más del 500%, costando casi cuatro veces más que en 2023. Solo un kit de 20 útiles alcanza los $38.000.

La inflación no perdona ni a los estudiantes, la mayoría de los productos de la canasta escolar subieron por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 2023 y algunos incluso tuvieron incrementos de más del 500% en los últimos 12 meses.

“Los artículos del rubro librería tuvieron aumentos muy importantes luego de la devaluación sumado a la fuerte estacionalidad de su demanda, lo que llevó a una variación de precios superior al promedio sobre las diferentes categorías en estos meses”, indicó el director de la consultora privada Focus MarketDamián Di Pace.

En concreto, una canasta escolar con productos básicos como una mochila con tiras y 21 útiles ronda como mínimo los $38.999, mientras que el año pasado el precio total rondaba los $10.442, lo que significa un aumento del 273%, cifra muy por encima de la inflación de 2023 que se ubicó en 211,4%, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

En detalle, la canasta escolar básica incluye la mochila escolar de tiras ($14.900), una caja de 12 crayones de colores ($1.088), una caja de 12 lápices de colores largos ($3.300), una caja de diez marcadores ($2.006), un cuaderno forrado de 42 hojas ($2.053), dos cuadernos de tapa flexible, rayado, de 48 hojas ($1.200), 12 etiquetas escolares ($1.800) y dos gomas de borrar ($1.082).

También, la canasta escolar básica tiene dos lápices negros de grafito ($446), dos tacos de papel glacé ($700), una regla de 20 cm de acrílico ($699), seis hojas Nº 5 de color de repuesto para dibujo ($1.748), ocho hojas Nº 5 de repuesto para dibujo ($1.660), un sacapuntas de metal ($1.200), una voligoma de 30ml ($1.584) y una tijera escolar de 12 cm ($999).

Cabe destacar que, si a la canasta escolar para el nivel primario se le suma un guardapolvo, la misma asciende los $62.099, lo que significa un aumento de 251% respecto al año pasado. Sin embargo, si se cambia la mochila por una con carro y se le suma una cartuchera de dos pisos 3D, la inversión asciende a $172.099, un 229% más que los $52.282 de igual periodo de 2023.

Es preciso señalar que, el ítem que más se incrementó de la canasta escolar fue el repuesto de las hojas para dibujo, que alcanza los $1.748 y presenta una suba del 483% respecto a 2023. Le siguieron las etiquetas escolares (386%), la voligoma (340%), las tijeras (308%) y los cuadernos tapa flexible de 48 hojas (301%).

En ese sentido, los libreros sostienen que una de las razones por las que aumentaron los útiles escolares de manera escandalosa es el desfase en el costo del papel que subió por encima de la inflación.

A ello, se le suma que muchos de los insumos son importados, por lo que la devaluación del 118% que llevó el tipo de dólar oficial a $800, que realizó el ministro de Economía, Luis Caputo, contribuyó en gran parte a la disparada de precios.

No obstante, la canasta escolar para estudiantes secundarios se disparó aún más, ya que la compra del combo de útiles requiere, por los menos, $35.000, sin contar los libros, la mochila y la indumentaria. La suba respecto a 2023 es de 241%. En el caso de querer agregar efectivamente una mochila básica, se tendrá un gasto extra de $12.600.

En concreto, el kit abarca 2 bolígrafos azules ($1.200), 2 negros ($1.200), 4 de colores ($2.400) y uno roller ($4.300), una carpeta con solapa de colores ($1.070), un cuaderno espiral de 84 hojas rayadas ($2.368) y uno similar de hojas cuadriculadas ($2.368), 2 gomas de borrar ($1.844), un lápiz corrector ($1.279), un lápiz portaminas ($3.050) con un set de 6 minas ($650), una regla transparente de 20 cm ($785), 4 resaltadores gruesos color pastel ($3.160) y 2 finos ($900), un sacapuntas de metal ($999), un set de 6 microfibras de colores ($3.289), una tijera de 17 cm ($2.249) y una voligoma de 30 ml ($1.584).

Por todo ello, “la previa al inicio del ciclo escolar mostró un comportamiento poco habitual en materia de compras”. “Se adelantaron las compras en diciembre y enero, con foco en los regalos de Navidad y Reyes para regalar útiles y accesorios escolares, con el objetivo de mitigar la pérdida de poder adquisitivo del peso argentino”, aseguró Di Pace.

Sin embargo, las malas noticias no se detienen ahí, ya que al fuerte golpe al bolsillo que representa renovar los útiles escolares, se le suma el aumento de las cuotas de los colegios privados: de acuerdo a estimaciones de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba), las escuelas bonaerenses que reciben aporte estatal tendrán un ajuste del 30% en marzo.

Últimas noticias

Ganadería: Primeras señales de un cambio de escenario

Pese al cambio de escenario en las proyecciones de la cosecha de terneros, que aparentan ser más moderadas, es...

Noticias relacionadas