24.1 C
Nueve de Julio
viernes, 21 enero, 2022

Ex Día del Niño en el año 2 de la pandemia

Día de las Infancias, ex Día del Niño, apunta a visibilizar la diversidad de la niñez en la Argentina. En 2020 le cambiaron el nombre por el lenguaje inlusivo.

Las infancias, en Argentina, se celebran cada año en el 3er. domingo de agosto; no siempre ha sido en el mismo día y, en el resto del mundo, se festeja en junio o en noviembre.

La celebración de la niñez fue impulsada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, que recomendó en 1954 destinar 1 día para

  1. fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo,
  2. recordar que todos los niños y las niñas del mundo tienen derecho a la salud, la educación y la protección, y
  3. visibilizar sus necesidades y problemáticas.

Diversidad de fechas, nombres e infancias

En 1958, la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) motivó la conmemoración de este día y, desde entonces, cada 1er. domingo de agosto se celebraba el Día del Niño en homenaje a los niños y las niñas de todo el país.

En 2003 la fecha cambió al 2do. domingo de agosto.

 En 2013 se corrió al 3er. domingo de este mes. Cada vez más cerca de noviembre, dicen algunos. Cada vez más postergados, dicen otros.

¿Hay qué celebrar?

El llamado de atención de la UNICEF

Unicef (United Nations Children’s Fund o Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) y sus aliados, están pidiendo a los gobiernos que adopten un ‘Plan de 6 Puntos para Proteger a Nuestros Niños’.

 

Cada uno de estos tópicos, debieran ser una obviedad en el siglo XXI, pero lamentablemente, no lo son, más bien constituyen un grito de urgencia; una interpelación que necesita ser respondida y atendida.

 

Veamos:

  1. Velar por que todos los niños puedan aprender, incluyendo la reducción de la brecha digital.
  2. Garantizar el acceso a servicios de salud y nutrición, y lograr vacunas asequibles y disponibles para todos los niños.
  3. Apoyar y proteger la salud mental de los niños y los jóvenes, y poner fin al abuso, la violencia de género y el abandono.
  4. Ampliar el acceso al agua potable, el saneamiento y la higiene, y luchar contra la degradación del medio ambiente y el cambio climático.
  5. Impedir el aumento de la pobreza infantil y promover una recuperación inclusiva.
  6. Redoblar los esfuerzos dirigidos a proteger y apoyar a los niños y a las familias que viven en situaciones de conflicto, desastre y desplazamiento.

Tal como podemos a simple vista apreciar, los objetivos delineados constituyen una deuda del Estado nacional con las infancias.

 

Mejor dicho, y para vestir las palabras con carne y hueso: una deuda con cada sujeto de derecho, en semipleno ejercicio de las garantías constitucionales, no sólo por la edad –que lo hace pasible de tutelaje- sino por la indiferencia, que lo hace pasible de invisibilización.

(Urgente 24)

Últimas noticias

Se adjudicaron obras de agua y cloaca para siete municipios incluyendo 9 de Julio

El Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos, adjudicó y realizó la...

Noticias relacionadas