El aceite de oliva en ayunas ayuda a bajar la presión arterial

Este alimento presente en la dieta mediterránea tiene muchos beneficios para la salud, entre ellos bajar la presión, antioxidante y reduce la acidez gástrica. Inclusive está relacionado con la prevención del cáncer de mama y el Alzhéimer.

La base de la dieta mediterránea verduras, frutas, cereales, legumbres, pescado y el aceite de oliva virgen extra (AOVE). Esta forma de comer ha contribuido al aumento de la esperanza de vida de los europeos del sur.

Los italianos, por ejemplo, consumen alrededor de 13 litros de aceite de oliva por persona por año. 

El AOVE tiene muchos beneficios para la salud, sobre todo cuando se consume en ayunas. Algunos son: 

Antiinflamatorio y ayuda a perder peso

Su ingesta ayuda a reducir la acidez gástrica, debido a que forma una pared allí, favorece el tránsito intestinal y la absorción de nutrientes. A nivel cardiovascular, disminuye el colesterol ‘malo’ y aumenta el ‘bueno’, además de que permite reducir la grasa abdominal y su carga en polifenoles hace que sea un potente antioxidante. 

 

También facilita la pérdida de peso gracias a la oleiletanolamida, sintetizada en el intestino a partir del ácido oleico y que tiene un conocido efecto saciante. 

Es importante indicar que el aceite de oliva tomado en ayunas debe ser de alta calidad, virgen extra y de primera presión en frío ya que cuanta más calidad, más riqueza en polifenoles y nutrientes.

Se recomienda tomar al menos 4 cucharadas soperas al día para que sus efectos se cumplan.

Menor riesgo de sufrir enfermedades

Ayuda a regular la tensión arterial, la glucosa y baja el riesgo de contraer diabetes. Estudios recientes indican que tomar AOVE todos los días se asocia a un menor riesgo de sufrir cáncer de mama, Alzhéimer y fracturas. Y se confirmó que, pese a que se compone casi del 100% de grasa, no se asocia con un aumento del peso.  

El AOVE tiene efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular. Ya en el año 1954 Keys y más adelante Anderson y Grande publicaron las ventajas de estas grasas en detrimento de otras que entonces se consumían, como el aceite de girasol, y se empezó a hablar de la dieta mediterránea. Tiene un alto contenido de ácidos grasos monoiinsaturados (AGMI), de los cuales el más importante es el oleico. Además, los tocoferoles que contiene, de los cuales la vitamina E es el más activo biológicamente, gozan de un gran poder antioxidante. El AOVE aporta beneficios independientemente de cuándo se consuma, siempre que sea en crudo“, dijo la especialista y nutricionista Julieta de la Morena a Alimente.

El AOVE ha demostrado sus propiedades nutricionales en ayunas o en una tostada de pan en el desayuno siempre y cuando sea en crudo. Sí, en cambio, se sabe que puede contribuir a paliar el estreñimiento dado que puede tener un ligero efecto laxante tomado en ayunas“, agregó.

El aceite de oliva aporta tantos beneficios gracias a su perfil lipídico en ácidos monoinsaturados, que constituyen hasta un 83% del total de lípidos, si bien la cantidad depende de factores como la variedad de la aceituna, su maduración y las condiciones climatológicas.  

Cómo sacarle provecho

Se recomienda su consumo principalmente en crudo debido a su alta cantidad de vitaminas y compuestos antioxidantes. Es recomendable en cualquier preparación culinaria como los rehogados o en frituras.

(Urgente 249