10 consejos para ahorrar tiempo en la cocina

Si bien alimentarse a base de congelados y procesados puede ayudar a ahorrar tiempo,  no es la mejor opción si se quiere llevar una alimentación saludable. Sin embargo, esto tampoco quiere decir que llevar una dieta equilibrada y con ingredientes más frescos requiera de una gran inversión de tiempo y esfuerzo. Lo cierto es que la clave para lograrlo radica en organizarse adecuadamente y en ser creativos y simples a la hora de cocinar. Por eso, a continuación dejamos 10 consejos para ahorrar tiempo al preparar tus comidas:

 

1 – Contar con utensilios adecuados

Utilizar sartenes antiadherentes, peladores o batidoras de calidad para manipular los alimentos, es una de las claves fundamentales para que la tarea de cocinar sea mucho más sencilla y rápida. Además ayudan a que los alimentos queden con la textura justa e incluso son útiles para que la cocción sea más pareja.

 

2 – Compras online

Para preparar platos de calidad es importante tener todos los ingredientes necesarios para cada receta. Sin embargo se suele perder mucho tiempo al hacer las compras, elegir los productos y  esperar en la línea de cajas para realizar los pagos. Si a esto le sumamos tener que cocinar al llegar a casa, lo más seguro es que quedemos completamente exhaustos. La solución entonces es realizar las compras de forma online en el Supermercado Dia más cercano y destinar ese tiempo para preparar comidas más nutritivas.

 

3 – Anticiparse

Es importante ser realistas y saber que no siempre habrá tiempo de ponerse a cocinar. Es por eso que si se tiene una ardua semana de trabajo, lo mejor es contar con comida casi lista para evitar caer en los deliverys de comida rápida. Una buena idea para esto es comprar carnes y  verduras en cantidad y dedicarse una tarde a cortarlas, freezarlas y porcionarlas para tener a mano cuando las necesitemos.

 

4 – Tener una despensa completa

Al momento de hacer las compras, es fundamental pensar en la comida de toda la semana para resolver todo de una sola vez. Cereales, legumbres, frutos secos y otros alimentos etiquetados pueden comprarse con anticipación y conservarse en la despensa. Las frutas y verduras pueden ser adquiridas semanalmente.

 

5 – Cocina en orden

Si los utensilios e ingredientes se ubican en su lugar específico y ordenado, estarán mejor dispuestos para su uso y todo será más rápido al cocinar.

 

6 – Simpleza y variedad

Es cierto que cuanto más ingredientes se utilicen en una preparación más tiempo requiere para elaborarla, por eso se recomienda pensar en recetas simples con ingredientes variados y de buena calidad que no requieran mucho tiempo de cocción. 

 

7- Limpiar a medida que se cocina

Para evitar las montañas de platos para lavar al final de las preparaciones, lo ideal es ir lavando a medida que ya no se necesiten los utensilios. De esta manera, la cocina ya quedará ordenada y limpia como lo estaba antes de utilizarla.

 

8 – Planificar la comida con un día de anticipación

Al tomarse el tiempo de cocinar, se puede hacer más cantidad o preparar otros platos para el día siguiente o para freezar y así resolver dos o más comidas sin esfuerzo.

 

9 – Tener el menú pensado antes de poner manos a la obra

Ir a la cocina con una idea concreta de lo que se quiere preparar es mucho más rápido que improvisar preparaciones en el momento. Si se te acabaron las ideas, podés seguir en Instagram o YouTube a todo tipo de chefs que te ayudarán a sumarle creatividad a tus platos.

 

10 – Aprovechar el fin de semana

El momento libre del fin de semana es ideal para preparar los alimentos que pueden comerse durante la semana. Sólo es cuestión de tener los ingredientes comprados de antemano y de ser ahorrativos al pensar en cantidad de ingredientes e ingeniosos en la forma de combinarlos. Por ejemplo, se puede asar una calabaza entera y dejar una mitad para relleno de tarta y la otra trozada para guarnición.