Los de enfrente

Volvemos a la arena política que está en aparente calma pero no quieta. ¿Cómo se prepara el oficialismo y la oposición para dar pelea?

 

         El verano sigue su curso. Atrás quedó enero y febrero ya está entre nosotros. Un verano templado en materia política. Después del amague de desdoblamiento de la elecciones en territorio bonaerense y la definición, con refunfuños vidalistas incluidos, tras la orden presidencial que sentenció que van todos juntos (palabra emblemática de la “nueva” política) a rendir examen en octubre, dejando en claro que “nos salvamos todos, o nos hundimos…juntos”.

         Así, ya con el cronograma electoral fijado y certificado, los tejes y manejes, los rosqueos, y las posibles alianzas están en pleno desarrollo. La actualidad del Gobierno nacional le mete ínfulas a una oposición que está en busca de aquel candidato/a que pueda presentar batalla. Ante la falta de un “iluminati” capaz de seducir al electorado con nuevos y dulces cantos de sirena, sumado al hecho crudo de la realidad que CFK mantiene una masa de votantes interesante pero los políticos piensan dos, tres y hasta cuatro veces la posibilidad de aliarsecon la ex presidenta, ya que ella aun debe explicar varias cuestiones de peso (y de dólares también) en la Justicia, es donde aparecen los posibles frentes, alianzas, grupos, al estilo Liga de la Justicia o Vengadores clase C, con algunos de sus protagonistas disfrazados, reciclados, sin superpoderes (eso les viene si llegan algún ministerio), pero seguro queel que no corre, ponele la firma que vuela.

         En este contexto, ciudades como 9 de Julio, están a la espera de las decisiones y/o alineamientos que haga cada espacio político a nivel nacional. A la espera pero no quietos. Todos están en charlas, movimientos, en pos de un posicionamiento mejor.

         Acá en el pago chico, el oficialismo Pro aspira a no tener internas, aunque los socios radicales menos “emPROizados” las piden.”Nacho” Palacios ya se autoproclama(legítimamente) en sus comunicaciones de prensa como“pre-candidato a Intendente por Cambiemos”, en una movida mas de posicionamiento que otra cosa. Básicamente sería “pruebo, si no estoy para subirme al ring…acompaño”. Pero el tema es que sigue estando ahí Walter Battisttella, agazapado, sabiendo que es “El Retador” al que todos, aunque lo nieguen, lo miran de reojo porque mide y preocupa. Él tambiénquieremedirse en unas PASO versus el intendente Barroso(pregunta, no hay lugar para otro pre-candidato oficial como Paolo Barbieri?)Ya se sabe que hay movimientos para tratar de anularle, eventualmente, esa posibilidad pero, a su vez, el ex intendente radical tendría el Plan B listo para ser activado y, empujado por las circunstancias, participar por fuera de la alianza Cambiemos, quizás con una denominada Unidad Vecinal. No son pocos los que apuntan que de esa manera le seríamás fácil aun sumar, previa negociación, claro,  el apoyo de gente de otros colores políticos. Habrá que ver como evoluciona esta cuestión.

         Pero nada fácil la tiene la oposición que está a la espera de las definiciones que se produzcan a nivel nacional. La unidad total parece utópica. CFK tiene su “Unidad Ciudadana” por fuera del PJ. Y crece el armado de ese frente llamado “Alternativa Federal” con Massa, Urtubey y…Miguel Ángel Pichetto (si, el mismo que defendía a capa y espada todo, absolutamente todo lo que decía su jefa mientras ejerció la presidencia del país), Lavagna y algún otro.

         Repetido hasta el cansancio, el Peronismo (o Justicialismo) local debe estar unido si quiere tener chances concretas de triunfo. De otra manera, la derrota está asegurada de antemano. Basta remitirse a los resultados eleccionarios en 9 de Julio de los últimos diez años.

         “Al Peronismo hay que refundarlo. Lo hicieron pedazos, a nivel local y nacional”, dispara sin vueltas Roberto Cambello. También, el líder de la seccional de la UOM (¿y referente local de Urtubey?) cuenta que hay charlas entre distintos sectores: “Es necesario una alternativa seria. Pero hay compañeros que se empeñan en sacar su provecho. Hay que tener desprendimiento. En eso estamos en el Peronismo local”.

 

         Otro peronista, Guillermo “Grillo” Rodríguez (Espacio De Acuerdo), confirma que se está en una “etapa de dialogo entre todas las agrupaciones”, aunque ve difícil la concreción de una unidad del peronismo local y también a nivel nacional por “los egos y las expectativas de cada uno”. Y, aunque las diferencias “se pueden subsanar”, no lo ve como algo fácil de lograr.

         Sebastián Malis, concejal por el Frente Renovador que hoy es parte de Alternativa Federal, tiene en claro la “dificultad de erigir una alternativa porque nos siguen poniendo entre el River-Boca. Generar una alternativa es el desafío. Jugadores para lo mismo ya hay”.

         Sin dudas que es el desafío la posibilidad de romper con el blanco o negro, River o Boca, Macri o CFK, que hoy es funcional a estas dos facciones.  La “nueva política”, aquellos que venían a cambiar, están jugando a lo mismo que le criticaban al gobierno anterior: nosotros o la nada, nosotros o el caos. Divide y reinarás versión 2.0.

         Pero la realidad, la calle, el bolsillo, terminan acomodando cualquier discurso político del color que sea. Y ahí es donde entra a jugar el ciudadano, aquel que no se identifica con ninguna bandera política y empieza a darse cuenta que la realidad es la única verdad. Y 9 de Julio no escapa a ella.  

         El propio concejal Malis dejó unos conceptos que, nobleza obliga, es lo más sensato que escuché de boca de un político en mucho tiempo: “Creo que a los políticos, a los funcionarios que están actualmente y los que podemos llegar a estar en algún momento, se nos tiene que evaluar por lo que hacemos con los recursos que obtenemos y no por si obtenemos esos recursos o no. Eso implica toda otra visión. Necesitamos funcionarios que sean creativos, que busquen alternativas. Creemos que quien conduce 9 de Julio debe establecer políticas. Pregunto: ¿cuál es la política de 9 de Julio en cualquier rama que se te ocurra? ¿Cuál es la política local en medio ambiente? ¿Cuál es la política de 9 de Julio en vivienda? ¿Cuál es la política de 9 de Julio en obras públicas? ¿Hacer asfalto es una política? Los políticos están para establecer políticas y después buscar las herramientas y medios para llevarlas a cabo. Lo que ahora se hace es: me mandan plata para esto, hago eso. Me mandan plata para lo otro, hago lo otro. El Polo Educativo, generamos un inmueble para una política que algún día veremos cuál es. El tema es al revés. ¿Qué hacemos con el basural? Establezcamos una política y actuemos en consecuencia. Evaluemos a los funcionarios si son hábiles para llevar a cabo las políticas que trazaron. Simañana vienen los fondos para determinada cosa… ¿ese funcionario es bueno porque vinieron los fondos o es bueno por lo que hace con esos fondos?Buscamos funcionarios que piensen de manera superadora”.

         El ciudadano también los busca. La realidad muestra que escasean. Habrá que seguir con la tarea.