Intendentes buscan contener reclamos de municipales

Con las nuevas proyecciones inflacionarias y ante la creciente presión de los trabajadores municipales para reiniciar las negociaciones, los conflictos paritarios volvieron a ponerse en el centro de la escena en las comunas bonaerenses y varios intendentes se sumaron en las últimas horas con medidas para contener los reclamos.

No obstante, en todos los casos los aumentos otorgados están muy por debajo de la inflación que ya acumula un 24,3% en lo que va del año, por lo que en algunos alcaldes buscan alternativas para morigerar el golpe al bolsillo de los empleados.

En este marco, Javier Reynoso, de Rivadavia, otorgó un 12% extra a lo acordado en la paritaria que alcanzaba un 17%. “Este esfuerzo de la comuna y los trabajadores municipales se realizan en un marco de acuerdo, sin afectar ninguna obra ni los servicios esenciales que presta el municipio”, sostuvo la secretaria General del Sindicato de Trabajadores Municipales, Mariana Vélez.

Mientras tanto, el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, anunció un incremento al valor de la hora extra y dijo que no descontará el día a los empleados que se hayan sumado ayer al paro convocado por la CGT. En Tornquist, en tanto, la comuna que gobierna Sergio Bordoni, pagará una suma fija de $ 1.500 a empleados y jubilados con los sueldos de octubre y noviembre, mientras que se negociará otra bonificación para diciembre.

(DIB)