¿Agua potable?

488310_450721888283829_1996094394_n
Julia Crespo en la conferencia de prensa

Una guerra librada, tras seis años de insistencias.

 

¡Avanti!

Si te postran diez veces, te levantas
otras diez, otras cien, otras quinientas:
no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas.

Con el hambre genial con que las plantas
asimilan el humus avarientas,
deglutiendo el rencor de las afrentas
se formaron los santos y las santas.

Obsecación asnal, para ser fuerte,
nada más necesita la criatura
y en cualquier infeliz se me figura
que se mellan los garfios de la suerte…

¡Todos los incurables tienen cura
cinco minutos antes de su muerte!

Pedro Bonifacio Palacios

 

 

 

 

Lo confirmó la ONG “9 de Julio, todos por el agua” en conferencia de prensa. Estaría dentro de los parámetros aceptables aunque aun falta que disminuyan un poco más hacia lo que propone la Organización Mundial De La Salud. Después de seis años de lucha, el grupo asegura que “Los resultados arrojados en las 10 muestras son parejos, los parámetros de As oscilan entre 0,01 y 0,02 mg/l. La OMS recomienda menos de 0,01 mg/l, sabemos que estamos cerca, que la diferencia es mínima, igual seguiremos insistiendo en llegar a lo óptimo. En el resto de los parámetros medidos se observa que el agua es potable”.

La tarea titánica, que demandó el trabajo incondicional de numerosos ciudadanos, liderados por Julia Crespo, su principal referente y vocero, logró casi librar la guerra. Tras numerosas batallas, el grupo logro así una gran victoria. Pero aseguran que las cosas no finalizan aquí. Continuarán actuando como agentes fiscalizadores.

 

Además comunicaron que el Laboratorio de Fluorescencia de Rayos X de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA)  ofrecido a la ONG hacer cada tres meses un análisis de las diez muestras en apoyo y reconocimiento a la labor efectuada por los vecinos, realizar el monitoreo constante y gratuito del parámetro de As en el agua de red 9 de Julio . Hemos acordado enviar 10 muestras cada 3 meses.” Para nosotros-asegura el grupo- esto es muy satisfactorio por lo que significa el reconocimiento de un organismo oficial tan importante y su ofrecimiento de colaboración, como también por la posibilidad del seguimiento de la calidad del agua de nuestro distrito en forma gratuita ya que somos un grupo sin ningún tipo de ingresos que todo lo actuado ha sido por la colaboración voluntaria de los vecinos”.

 

Cabe recordar que el 16 de Agosto pasado realizaron una toma de muestras de agua de la red en 10 zonas de la ciudad. Estas muestras se enviaron a un laboratorio local y al Laboratorio de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Como informó el grupo  oportunamente la CNEA, gracias a la recomendación de la Dra Marta Litter investigadora del Conicet, donó al grupo la realización de 10 análisis de As en forma gratuita y los costos (bonificados) del laboratorio local se afrontaron con lo recaudado en la campaña para juntar fondos que realizaron hace un tiempo.

 

¿Se ganó la guerra al arsénico?

Si bien esto indica que es una nueva batalla más ganada para la ONG que lidera Julia Crespo, ella como principal referente reconoce que aún la guerra no está librada y que todavía quedan muchas otras cuestiones por la que luchar. “Esta es una etapa que termina, pero no es el final de nada- aseguraron desde el grupo-. Es el comienzo de un nuevo trabajo, el del seguimiento del funcionamiento de la planta potabilizadora y de la calidad del agua que reciben los vecinos en sus canillas. Y el de exigir que se realicen las obras que faltan”.

 

Los próximos desafíos

 

La primera de ellas es solicitar a la provincia que explique en qué condiciones se encuentra la Planta de Tratamiento de Barros, los residuos que se descartan de la planta abatidora de arsénico puesto que ellos no están seguros de que esté funcionando en este momento. “Un tema que nos preocupa y mucho es que en la planta hay instalada una planta de tratamiento de barros residuales y no nos consta que esté funcionando. Costó mucho conseguirlo, nuestro reclamo fue siempre qué se iba a hacer con los desechos de la planta, hoy tenemos nuestros temores de que se estén arrojando a las cloacas”, aseguraron.

 

 

 

También tienen previsto reclamar por un enorme sector de los barrios que conforman Ciudad Nueva, los que aun no cuentan con agua segura. “En Enero del 2014, cuando en la Sociedad de Fomento de Los Aromos se realizó la primera reunión convocada por los vecinos a la cual, además de ellos asistieron concejales, funcionarios municipales, directivos de la CEyS y nuestro grupo, se formó la Comisión de Seguimiento de Obras de agua potable para Ciudad Nueva. Hoy esa comisión no funciona, pero en ella se gestaron obras importantísimas para ese sector de la ciudad, como la realización de la cisterna que hoy se utiliza y la ampliación de 2 módulos de la planta potabilizadora. A pesar de nuestra advertencia quedó pendiente la ejecución de la cañería que conecta la planta con esa cisterna, sabemos que el municipio y Absa están trabajando para la realización de esa cañería, esperamos que se concrete a la brevedad para que en nuestra ciudad no haya diferenciación en la calidad de agua que consumen los vecinos de la ciudad, sea cual fuere su domicilio”, agregaron.

 

Según Crespo, los objetivos también se redirigirán a exigir para que las localidades del interior del partido posean agua potable al igual que el caso urbano, gestiones y trabajos que realizarán próximamente y que involucrará reuniones con el municipio y la Cooperativa Eléctrica.

 

Al final de su comunicado la ONG agradeció a innumerables organismos oficiales, instituciones y fundamentalmente a los vecinos. “No nos vamos a cansar de repetir que los únicos y legítimos hacedores de las obras de agua potable en 9 de Julio fueron los VECINOS”, finalizaron.

 

 

 

 

 

 

 

Un poco de historia del grupo

En estos días se cumplen6 años del inicio del trabajo de un grupo de vecinos en pos de mejorar la calidad del agua de red de 9 de Julio. A fines de agosto de 2010 el Dr Juan Gabriel Kersich creaba el grupo de Facebook “Sí Absa, mejorá la calidad del agua (los chicos de 9 de Julio)” y el 24 de septiembre de ese mismo año concretában la primer reunión abierta en la Cámara de Comercio. En ese momento en la red recibíamos agua con parámetros de arsénico, según el pozo que nos proveyera, de  0,04 mg/l, 0,07mg/l, 0,09 mg/l, 0,11 mg/l hasta 0,18 ,g/l.

Mucho ha ocurrido desde entonces. Impusieron un amparo judicial, firmado un Acta Acuerdo con los Ministros provinciales de Infraestructura y Salud avalado por el Defensor del Pueblo de la Pcia de Bs As, difundido la problemática por todos los medios y espacios que tenían a disposición tuvieron infinidad de reuniones de trabajo, incontables gestiones para lograr y/o destrabar financiación para las obras, mucho seguimiento de estas obras… en resumen, mucho trabajo y mucha constancia.