Estudiantes del `72

(por Hugo Merlo)

Anecdotario inédito

El año 72 fue de mucha agitación política, terminaba nuestra etapa escolar y el año siguiente partiríamos a la facultad, los principales destinos eran Buenos Aires, La Plata y Olavarría, entre mis conocidos. El país estaba convulsionado, por supuesto no estábamos comunicados como hoy, era la época que para llamar íbamos a la oficina telefónica y pedíamos “larga distancia”, que escribíamos cartas en papel, éramos los setentistas.

Por un lado, la violencia crece: estalla una bomba en el hotel Sheraton de Buenos Aires, el E.R.P secuestra y ejecuta al dirigente de la empresa Fiat, OberdánSallustro, y Montoneros mata al general Juan Carlos Sánchez, jefe del 2do Cuerpo de Ejército.El país marcha hacia la institucionalización, se crea la segunda vuelta, los candidatos serán Balbín que le había ganado lainterna a Raúl Alfonsín. Por el Peronismo, Héctor Cámpora.En otro ámbito, Robledo Puch es juzgado por 11 asesinatos, Rolando Rivas nos convocaba en la “tele” del Club Español,NicolinoLoche, aparece la   revista Satiricón.

En nuestra ciudad, contamos unas semanas atrásse funda un club[i] de amigos, comandados por Palo, el Ojo y el Tarta, que quiero contar algunas anécdotas.

Palo diplomático

El día que la L.N.F. aprobó el ingreso de Estudiantes en el campeonato de ascenso, hubo votos a favor y en contra, pero define el delegado de un club de una de las localidades del partido que no recuerdo, el tipo se jugó en sus argumentos y entramos. En ese momento incorporan a Palo Vanina a la reunión. El delegado que con su voto nos había franqueado el ingreso, presenta unas mociones, y cuando le tocaba votar a nuestro representante, le vota en contra… lo quería matar.  

Referí expúlselo por favor

En la reserva el capitán eraCarlos Dellarupe, un tipo muy recto. En un partido uno de los jugadores (reservo su identidad) del equipo estaba intratable, le discutía al referí, se peleaba con los compañeros, insultaba a los asistentes, en definitiva… estaba endemoniado. El capitán le llamóla atención varias veces, hasta que el compañero lo insultó, inmediatamente, llamó al referí y requirióque lo expulsen    . Este así lo hizo ante el asombro generalizado.

Tiene nombre…

Una vez los integrantes de comisión necesitaban hablar con el contador Juan Carlos Mingote, tesorero del club. Van hasta su casa y, cuando los atiende su madre, le preguntan familiarmente por su hijo utilizando su reconocido apodo, OJO. Reciben entonces la sentencia de su madre,- mi hijo tiene nombre…! Entonces uno de ellos dice- perdón señora …¿está Juan Carlos? Sin dudar la doña mira hacia el interior de la vivienda y grita estentóreamente -Ojo te buscan unos pibes …!!!

Me lo devuelven

Uno de los jugadores fundamentales del equipo fue sin duda Héctor Bachello, comenzó el año jugando para San Martín, pero haciendo banco. Entonces Palo lo invita a jugar en nuestra escuadra. Bachello de acuerdo, San Martín también. El primer partido convirtió tres goles, la siguió metiendo de tal forma que fue el goleador del equipo. Entonces San Martín le pide que devuelvan el jugador. Obviamente no fue así, la negativa fue rotunda del club y el jugador.

 

Metimos cuatro y empatamos

En un partido con Norumbega a los pocos minutos perdíamos 2 a 0, hasta acá nada extraño, de no haber sido porque metimos los dos goles en contra. Después nos repusimos y metimos dos en el arco de enfrente.

El día de club y la rifa

Siempre que jugábamos de local en la cancha de Libertad, instituíamos el día del club, lo que nos habilitaba a cobrar el doble la entrada, y hacíamos una rifa de una pelota que, pacientemente, pintábamos de un color diferente cada vez que la sorteábamos y que, obviamente, el ganador donaba para un nuevo sorteo. Así de flacas eran nuestras finanzas.

Muchas anécdotas más fueron hitos de una gran aventura que terminó vendiendo las camisetas, la pelota y el inflador. Pagamos todo y nos fuimos a estudiar, éramos los setentistas.

Gracias a Carlos “Chiche Platero” Chiocconi y Fernando Baamonde por su memoria que me contaron esto.

Hugo Merlo / orgulloso integrante de  ese equipo

                                                        

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[i]https://www.semanarioextra.com.ar/con-el-rigor-de-mi-memoria-estudiantes-1972/