Actores con Escuela

13240634_1700614016879593_8218293617757354897_nTEATRO

El grupo de adolescentes del  taller de Belén Bianco cierran el año con “Esperando la Carroza”.

Después de lo que le significó la puesta en escena de la obra “300 millones” el mes pasado en el  Rossini, a Belén Bianco nada parece distraerla a la hora de encarar desafíos casi simultáneos. Está claro, el teatro es su pasión y ella lo demuestra principalmente enseñando. Su taller de teatro es un espacio en donde durante todo el año niños, adolescentes y adultos se sumergen en el mundo de la actuación guiados por “la Profe”. Orgullosa de estos grupos cada vez más numerosos, la puesta en escena de “300 millones” le dejó además de buenas críticas, una frase que le elevó el orgullo a niveles estratosféricos: “Se nota que son de escuela y con eso me quedo. Que la gente pueda ver que hay una formación detrás, y eso lo da la tragedia. Mi director siempre me decía que el actor que no hace tragedia no sabe lo que es actuar. En el escenario se logró dar con ese punto de tragedia. Me quedo con eso , que en estos diez años es la primera vez que lo escucho. Lo que significa que el objetivo fue alcanzado”.

Ya cerró el año con el grupo de chicos y este fin de semana le toca el turno al grupo de adolescentes. Y serán dos funciones en la Biblioteca José Ingenieros, con una obra emblemática: “Esperando la Carroza”.

Hacer una comedia. Eso es lo que le venían planteando los adolescentes a su profesora. Y esta vez Belén les dio el ok. Así, eligieron la emblemática obra de Jacobo Langsner, que se inmortalizó para el público general con la versión cinematográfica de mediados de los 80.

“Un gran desafío”, dice Belén Bianco, ”porque es una obra que casi todos conocen, recuerdan los personajes y siempre hay alguien que sabe una frase de la película, pero confío plenamente en el grupo”. Diecinueve serán los jóvenes actores que estarán en el  escenario dando vida a este clásico del grotesco.

Belén dice que “muchas veces, la tarea del  director es solitaria cuando uno no tiene un equipo, pero está bueno apoyarse en los actores que te den muestras de que vas por el buen camino”.

Y es ella la que les da la confianza necesaria para que cada uno de ellos despliegue sus dotes sobre las tablas, sin importar la mayor o menor presencia de cada personaje durante la obra. “No es importante cuanto tiempo estés en escena, sino cuanto le pongas a ese momento”, afirma la directora, quien también explica que van  a “hacer de goma la Biblioteca porque usaremos el escenario, pero también vamos a usar otros rincones y así la gente puede ir rotando y ver distintas escenas”.

El estreno es hoy viernes,  a las 21 horas. Y la revancha, el domingo a las 20. El ambiente climatizado de la Biblioteca será ideal para disfrutar sin excusas de sofocones y calores del  cierre del año teatral del grupo de adolescentes del taller. Y preparándose para retomar las clases el primer lunes de marzo.

Belén Bianco algo sabe de todo esto. Pero sobretodo conoce los talentos con los  que cuenta, porque según dice, “el artista nace, se puede perfeccionar pero ya se ve, se trae de cuna”. Y si hay alguien que sabe reconocer la chispa de la actuación, justamente es ella. Y más que nada, sabe como encenderla.