Tandil: ¿Autosecuestro?

Un empresario denunció que estuvo cautivo cinco horas junto a su sobrino y que fue liberado tras el pago de un rescate de cerca de 20.000 dólares en la localidad bonaerense de Tandil, aunque la Justicia investiga si se trató de un autosecuestro, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho ocurrió durante las primeras horas del 18 de enero cuando, según relató Mariano Vizcay, dueño de la compañía de venta de casillas rurales El Yunque, fue interceptado por tres hombres cuando salía del cine con su sobrino menor de edad.

Los presuntos captores abordaron el Ford Focus de Vizcay y lo obligaron a conducir hasta una sede de la empresa ubicada en Colectora Pugliese 510, donde habrían dejado atado al menor, y luego continuaron viaje, según la denuncia del empresario.

El chico fue liberado luego de una primera negociación con los familiares de las víctimas, en la que se pactó el pago de un rescate en dólares, y más tarde los secuestradores volvieron a solicitar un monto de dinero en la misma moneda por el empresario, que apareció ileso en cercanías de la Plaza Independencia poco después.

Sin embargo, durante la pesquisa surgieron informaciones cruzadas sobre el motivo del secuestro y la forma en que se desarrollaron los hechos, lo que aún es objeto de análisis de los investigadores a través de las imágenes registradas por las cámaras de seguridad de la zona, revelaron los voceros a Télam.

Además, la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese) intervino una vez resuelto el episodio, por lo cual no participó de ninguna instancia de negociación ni pudo monitorear las comunicaciones telefónicas entre los familiares y los captores cuando pedían el pago de los rescates.

En ese sentido, las fuentes afirmaron a este medio que las evidencias recogidas por los pesquisas se contradicen con la declaración del empresario por lo que no descartan que se haya tratado de un hecho planeado con el objetivo de obtener el dinero en dólares de parte de su hermano.

Por eso, la Fiscalía Federal de Azul con asiento en Tandil, a cargo de Hernán Castro, que recibió inicialmente la causa por tratarse de un presunto delito federal, remitió el expediente al juez federal Martín Bava para que resuelva si el expediente quedará a su cargo o si se declara la incompetencia y se remite a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Tandil. (Télam)