27.9 C
Nueve de Julio
sábado, 24 febrero, 2024

Síntesis de distintos análisis de casos y conductas violentas

(Por Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología)

En las últimas semanas, a través de las columnas, estamos conociendo la importancia que tiene el respeto, la contención y, por sobre todo, el cuidado y protección de personas vulnerables y vulneradas como son los niño/as y adolescentes. Diferentes situaciones y casos donde no se tienen en cuenta las consecuencias a futuro, ya que cada situación dolorosa o traumática quedará latente en cada niño/a, y cuando estos conflictos internos no son tratados generalmente desencadenan en episodios violentos hacia terceros, ya sea en la propia familia que forme o en distintos sujetos que los rodean.

Como he mencionado en otras oportunidades, la violencia es una conducta aprendida que estará por siempre, simplemente que se irá modificando de acuerdo al contexto socio-histórico.

Tanto la criminología, la psicología forense y la psicología social me permiten obtener las herramientas para que pueda analizar distintos casos, sucesos violentos, los cuales suceden por la violencia que muchos de los autores de homicidios, Femicidios o suicidio, en su infancia tuvieron episodios traumáticos y además no fueron asistidos como víctimas de la manera adecuada, porque también quiero reflejar que la víctima no tiene contención después que hace la denuncia o cuando ha sufrido algún hecho doloso y, por lo tanto, queda al descubierto y desprotegido, quedando así mas vulnerable. También me ha permitido ver que muchas de las víctimas además son de contextos socialmente bajos y relaciones interpersonales precarias  en cuanto a la falta de afecto. Aunque, por otro lado, la violencia se manifiesta de diferentes maneras y en distintos contextos, por eso también hay que tener precaución en los análisis, siempre deben ser objetivos y en particular a lo que sucedió en cada caso o situación de violencia que no necesariamente termina en sucesos de criminalidad.

Por otro lado, en distintos encuentros y debates con otros profesionales, hablamos de la importancia de la prevención teniendo en cuenta las situaciones, pero por otro lado nos lleva a analizar qué hacemos con la violencia que está en curso y tan de manifiesto que se ve últimamente, sobre todo en violencia hacia las mujeres, ancianos, niño/as, adolescentes; es necesario comenzar a entender que debemos trabajar con los hombres violentos, escuchando que es lo que los lleva a determinadas conductas, para poder prevenir que sigan sucediendo los femicidios. El trabajo interdisciplinario debe ser respaldado con políticas públicas y, de esa manera, poder implementarlo a lo largo de toda la Nación, empezar a modificar la construcción del binarismo para aceptar a todas las personas de la misma manera y respetar los derechos y que, además, tengan las oportunidades de todos, dejar de etiquetar para generar mejores vínculos que de a poco vayan calmando los signos de violencias que se generan en los distintos contextos de relaciones de las personas. Es importante la investigación y el trabajo interdisciplinario para mejores capacitaciones y construcciones de vínculos más sanos con las personas que ya crecieron, que se formaron, que traen consigo una crianza formada con determinados vínculos, valores; “sanar” lo que haya que “sanar”, porque generalmente la persona violenta en algún momento fue una víctima que no fue atendida y que al pasar el tiempo replicó las conductas aprendidas o los traumas ocultos que no fueron “sanados”.

Como reflexión, además de prevenir desde edades tempranas, es necesario re-construir nuevos vínculos dentro de las relaciones interpersonales actuales para empezar de a poco a erradicar la violencia. Es necesaria la creación de políticas públicas que acompañen a los profesionales en su trabajo interdisciplinario y concientizar del gran trabajo que se puede lograr si trabajamos en equipo, sobre todo para las generaciones que vendrán.

Marina Suárez, Técnica en criminalística y criminología

 

 

Últimas noticias

Cómo prevenir el Síndrome de Burnout: un trabajador quemado o fundido

Desde enero de 2022, con la inclusión por parte de la OMS de este síndrome en la 11ª edición...

Noticias relacionadas