25.4 C
Nueve de Julio
lunes, 29 noviembre, 2021

Ser ciudadano

Un reciente documento de la agrupación “Ciudadanos por la Seguridad” pone bajo la lupa a la clase política. Julio Bordone y Hector Carta y el desafío de pasar de habitante a ciudadano.

 

Por  Juan Manuel Jara

 

            Días atrás, la agrupación “Ciudadanos por la Seguridad” emitió una suerte de manifiesto, carta abierta, que marca una realidad que no cambia y tiene por objetivo generar una conciencia ciudadana para ser partícipes de los cambios que hay que producir. En ese escrito que se puede leer en esta misma edición de Semanario Extra, se exponen varios puntos que están apuntados principalmente a la clase política, su deuda con la sociedad que dicen representar, entre otros ítems todos ellos de tratamiento interesante.

            Andan en yunta. El dúo Julio Bordone y Héctor Carta, son una suerte de Cruzados de esta agrupación que surgió en octubre de 2014, a raíz de algunos hechos de robo que sufrieron sus miembros. “El objetivo”, cuenta Héctor Carta, “es que el ciudadano tenga una actitud proactiva en un pueblo como el nuevejuliense que no es fácil de movilizar”.

            El documento, lectura interesante, tiene que ver con cuestiones que van mas allá de cualquier color político y tiene que ver más con el sentido común.

            “Los únicos privilegiados son los políticos”, sentencia Julio Bordone, “hay que solicitarles aptitud, idoneidad. Pero esa aptitud también la tiene que tener el ciudadano. El proceso de cambio lleva mucho tiempo. Quizás en 30 años podremos empezar a hablar de una nueva Argentina. Se fortaleció el bolsillo en detrimento de las instituciones. Hemos sido partícipes necesarios y hasta espectadores de hechos y momentos olvidables que hasta hemos aplaudido. El cambio debe venir de nosotros mismos y exigir a quienes nos representan los cambios que pedimos. Lo que menos hemos hecho es cumplir con las obligaciones que tenemos como ciudadanos. Hemos sido muy hábiles en esperar que los cambios vengan de afuera. Se dice que un gobierno representa al pueblo que lo elige. Así debería ser. Democracia es alternancia que debe ser respetada por aquel que perdió. Tenemos que producir el cambio desde nuestro lugar”.

            Carta agrega que “en política se meten los audaces y gente que lo ve como una fuente de trabajo con sueldos suculentos. Tenemos representantes allá en La Plata que realmente dejan mucho que desear, realmente con una gran duda sobre su desempeño y aptitudes para el cargo. Escomo si viniera Trump y me dijese  “Carta, hágase cargo de la NASA”, cual es la aptitud?”

            La pregunta de Carta es la que hay que empezar a hacerse. Hay que exigir a los políticos que muestren credenciales, pero no internamente en sus reductos partidarios, sino frente a la comunidad que dicen querer representar. Y el ciudadano debe aprender a exigir más de sus representantes. El Poder Legislativo, en todo nivel, debe estar en la mira del aggiornamiento que hay que empezar a demandarle a la clase política. Y sobre esto Julio Bordone tiene algunos puntos interesantes:“El Congreso debería funcionar todo el año, con solo 20 días de vacaciones. Primero aptitud. ¿Para qué queremos un Senado en la provincia?¿A quién representa? Si tenemos los diputados por la cuartasección, la quinta, etc. Esto fue hecho por los dos partidos mayoritarios como otra oficina de recaudación.Son deudas que la democracia va teniendo porque las urgencias son distintas. Y nuestra democracia necesita aggiornarse mucho”.

            Hay que comprometerse y pasar de ser habitantea ser ciudadano, que es aquel que se ocupa de las cosasque le pasan a su alrededor, así hay que participar en distintas entidades o instituciones. La política es parte del problema, pero también lo es la Justicia. Casos sobran.Un poder judicial moldeado en una servilleta. El país viene siendo saqueado desde hace décadas. ¿Hay algún político preso?José Nun, politólogo, estima que el plan Marshall, que se utilizó para la reconstrucción de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, llevó una cifra que a precios de hoy sería de 150mil millones de dólares, y estima que acá  se robaron tres veces esa cifra. Este gobierno debería haber intervenido la Justicia federal, nombrar jueces probos. Es vergonzosa la Justicia. Si no funciona, no funciona el país.

            SEMANARIO EXTRA: En 30 años no aprendimos nada, cuando países que pasaron por guerras fuertes empezaron de cero y salieron.  ¿Esto tiene arreglo?

            JULIO BORDONE: Yo no me resigno a vivir en esta mediocridad. Tengo hijos, nietos, que quiero que vivan en un país mejor. Treinta años en la vida de un país no es nada. Las grandes obras del mundo no las inauguró quien la ideó o construyó. ¿Cómo no podemos como ciudadanos luchar por los cambios deseados? Un jurista dice que el tema son las leyes, que se atiene a derecho. Pero la modificación debe venir de los políticos. Les decimos a nuestros legisladores que no los votamos para eso, que dejen de perder tiempo y empiecen a legislar en vez de hacer negocios. Ya nos dimos cuenta que están ahí para tranzar, bueno, déjense de joder y representen al ciudadano que los votó. Entiendan que hay que empezar a producir los cambios.

            SE: El año próximo hay elecciones y tenemos otra oportunidad

            JB: El cambio quizás empieza en la escuela, la transformación debe ser educativa. La problemática es social y cultural. Esa chatura se replica en todo, y eso es lo que tenemos que transformar.

            HECTOR CARTA: Jorge Sábato explicaba porqué Alemania se levantó. Fue porque los aliados destruyeron los edificios, no la gente, las capacidades, la mente de los trabajadores. Acá destruyeron la cultura argentina. Hoy, la diferencia entre el rico y el pobre es que el rico tiene plata, hay una pauperización cultural trasversal. Eso es lo preocupante. Que la chatura se ha extendido y creo que va a ser muy difícil. Otra cosa es el gremialismo. ¿Vos creés que en un mundo como el que tenemos, con los cambios tecnológicos, la robotización, sindicalistas de 80 años pueden aportar algo? Y encima traspasan el puesto a sus hijos.

            JB: Una Sociedad enferma no puede engendrar dirigentes sanos. Seguramente hay gente capaz, idónea, con buenas intenciones, pero no pueden romper con eso porque son minoría. Nos acostumbramos a vivir con la corrupción y eso quemó todo. Los partidos tradicionales desaparecieron, y las sillas tienen que ser ocupadas por quien sea, no importa si esa persona es idónea.

 

            Hay que tomarse el tiempo para leer el escrito de “Ciudadanos por la Seguridad”, especialmente en las puertas de un año electoral. Sería bueno que empecemos a exigir más, mucho más a quienes quieren representarnos. Participar. Involucrarse. Exigir a nuestros representantes, que tan bien cobran, que estén a la altura. La clase política brilla por su chatura intelectual, y para entrar en ella basta con ser amigo, conocido, compinche , secretaria, o estar en el momento y lugar indicado cuando se arman las listas. Nunca por idoneidad. Eso es algo para empezar a cambiar. Un candidato debería mostrar antecedentes, un curriculum, demostrar aptitud, idoneidad para un cargo. Sería un buen comienzo. Porque hay un dato contundente: una Sociedad en la que un político, (diputado, concejal, senador, asesores, incluso administrativos) cobra más que un docente… ¿quéesperanza de salir adelante puede tener?

 

 

 

           

Últimas noticias

Renovación de autoridades en el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires

El Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires, realizó el último sábado la elección de las nuevas...

Noticias relacionadas