San Juan: Se consolida en el mercado del pistacho

La producción de pistacho se constituyó en un de los alimentos más buscados por el mercado internacional y una de las principales fuentes de ingreso de economías regionales como San Juan, que ofrece las mejores características agroclimáticas para su crecimiento.

Su producción requiere varios años hasta que sale la primera cosecha. Los árboles forman bosques impactantes y el fruto es bien cotizado a la hora de su comercialización, sobre todo fuera del país. Se trata del pistacho y el sanjuanino está entre los 3 mejores del mundo. Comparte el podio con Estados Unidos e Irán.

Se estima que en la provincia hay unas 2.000 hectáreas, considerando nuevas plantaciones y en producción. Pero la cosecha mediana lleva unos 5 años de espera hasta que el árbol está en su madurez. En la provincia hay importantes emprendimientos, sobre todo en 25 de Mayo.

El pistacho se cosecha con dos máquinas. Una que hace vibrar la planta, y otra que recibe la fruta que cae. De ahí es transportada por cintas hasta un carro. Luego del proceso de secado son guardados en silos. Este fruto es hoy un commoditie, cuyo precio lo fija el mercado internacional y que esta semana rondaba los U$S 11 el kilogramo en fábrica del snaks salado. La pepa tiene un costo internacional de U$S 17 el kilogramo.

El 90% del mercado mundial de pistacho es de consumo en fresco, el resto se consume en forma de pasta, ya pelado, para la industria del helado y confitería, indicó un artículo publicado en Huarpe.

El árbol de pistacho puede dar frutos durante un siglo. Se logra a partir de la semilla, no de estaca. La primera cosecha se obtiene en el quinto año después del injerto y se llega a plena producción a los 7 o 10 años con un promedio de 3.600 kilogramos por hectárea.

Esta planta florece un mes y medio después que el almendro, por lo que no le afectan las heladas tardías, tan comunes en esta región.

Este fruto es nativo del Oeste asiático y de Asia Menor y aún se encuentra en estado salvaje en lugares secos y calurosos de El Líbano, Siria, Irán e Irak y zonas desérticas de Asia y Africa.

Las primeras plantas en América fueron colocadas en 1904 en California y recién en 1970 se inició la industria del pistacho en los Estados Unidos. Constituyó el cultivo más exitoso de los introducidos en el siglo XX.

(Noticias AgroPecuarias)