14.4 C
Nueve de Julio
viernes, 14 junio, 2024

Salud: Este invierno blindá tus defensas

(Por Prof. Fernando “Cocó” Maineri)

Protegete de la gripe. Si pensás que quedarte en cama es la mejor forma de pasarla, un poco de ejercicio te puede ayudar a superar la gripe con éxito.

Está demostrado científicamente que las personas que hacen ejercicio físico de forma habitual tienen mejores defensas y se recuperan antes de las infecciones. Por eso no hay excusas para desgastar el sofá, y quedarse en casa cuando aparece un resfriado o gripe. Con moderación, cuidado, puedes seguir entrenando como una medida para prevenir y curar las infecciones. Es difícil liberarse de una gripe en invierno, especialmente en el caso de los deportistas, que somos más propensos si nos pasamos con los entrenamientos. Pero tampoco es cuestión de quedarse sin más en la cama. El ejercicio puede ser tu gran aliado para prevenir y reducir el periodo de gripe, tan solo aprende a cuidarte y a reforzar tus defensas para que en tu diario de entrenamiento no haya un solo día de baja laboral por enfermedad.

¿Gripe o resfriado? Lo primero es averiguar que tipo de infección padecés. Si se trata de un simple resfriado, que cesará en los próximos 3-6 días, o si te enfrentás a una gripe, que aunque curse de una forma leve, puede llevar a desencadenar complicaciones más graves.

Tanto la gripe como un resfriado son infecciones respiratorias causadas por un virus. Por eso los síntomas pueden ser similares, pero se trata de dos enfermedades distintas. No evolucionan del mismo modo y por lo tanto, debemos identificarlas con claridad para aplicar el tratamiento adecuado a cada caso. Ante dudas, consulta a tu médico…

Consejos para hacer deporte si estás resfriado:

Organiza tu vestuario para no tomar frío sin exagerar: si te vas a entrenar en pantalón corto y camiseta liviana, ni te pongas el polar para entrenar, utiliza los tejidos térmicos que te permiten mantener el cuerpo caliente y expulsan el sudor para que la ropa este seca. Lleva ropa extra que sea fácil de quitar, adaptarte a la temperatura.

Sigue la ley de las capas: Evita llevar una única prenda aislante para mantener el calor, es mejor llevar varias capas para aislar el cuerpo, tanto si entrenás en el exterior, como en interior.

Tapa tus orificios: si vas a entrenar y el aire es frío, llevá una funda que tape la garganta que es una zona que  suele quedar desprotegida, y además puedes ponértela sobre la nariz y la boca para no respirar el aire helado directamente, y calentarlo previamente.

No te olvides de la cabeza y las manos: Por la cabeza se puede llegar a perder hasta el 60% del calor corporal, más si no te sobra pelo. Ponerte un gorro térmico, te mantendrá caliente y sin humedad. Y no te olvides de los guantes, especialmente si entrenás al aire libre.

Calienta antes de empezar: si la actividad es al exterior, es importante que escuches las señales de tu cuerpo, ve subiendo la intensidad lentamente.

Estira en caliente: al finalizar estirá, pero no al exterior si el frío se siente, de última ir a la ducha caliente y después con ropa limpia y seca.

Hidratate más que antes: Un resfriado o gripe acelera la deshidratación, es importante aumentar la cantidad de líquidos cuando se está pasando una infección respiratoria. Beber antes durante y al finalizar de entrenar. Aprovechá hacerte bebidas calientes con zumos de limón.

Alimentate bien si entrenás: Si estás con un resfriado, gripe, seguramente estés con poco apetito, es normal, pero si vas hacer deporte necesitás recargar los depósitos de glucógenos con hidratos de carbono. Si no tienes hambre procura tomar purés y sopas calientes con verduras y hortalizas (calabazas, patatas, zanahorias, puerro, ajo, cebolla, etc.) ricas en hidratos, vitaminas y minerales y también añade proteína para tus músculos con pescados, pollo, frutas secas. Te sentaran bien y te darán energía para superar la infección.

Aumenta la dosis de antioxidantes: Las vitaminas A, C y E y los minerales como el selenio y el zinc te ayudan a mantener el sistema inmune y a combatir los invasores que provocan la infección. Aumenta la dosis de alimentos ricos en antioxidantes como frutas, verduras, frutos secos, aceites de primera presión en frio y carnes rojas.

Duerme todo lo que puedas: La mejor forma de curar una gripe o resfriado es meterse en la cama y dejar que el cuerpo resuelva el conflicto por sí solo. (10 horas alcanzarán para reponer tu maquinaria. Utiliza el cuarto para descansar, sin tv, ¡luego de un día duro de entreno…solo es descansar!

Bebidas que te pueden ayudar:

Zumo de arándanos rojos. Infusiones calientes de salvia, tomillo, romero, menta.

Leche caliente con miel.

Un vaso de zumo de limón con ajo y una cucharada de miel.

Últimas noticias

5 razones 5 para aumentar el consumo de carne de cerdo

Las propone la Federación Porcina. Destacan los cortes magros. Hoy es el Día de la Porcinocultura. (NAP) En el Día...

Noticias relacionadas