29.1 C
Nueve de Julio
sábado, 24 febrero, 2024

¿Qué es un sistema gráfico?

Cuando hablamos de sistema gráfico, nos referimos a un conjunto de piezas que se articulan con el fin de comunicar un mensaje. Cuando decimos que se articulan es porque un sistema no es la suma de sus partes, sino que es la relación que las partes establecen entre si. «un sistema es más que una simple suma de partes, son las partes, sus funciones individuales y sus relaciones intrínsecas».

Los sistemas se pueden analizar desde diferentes ejes y ellos son:

Complejidad

A grandes rasgos podríamos decir que los sistemas pueden ser de baja o alta complejidad.

Baja: considerados así porque sus constantes y variables son poco complejas y lo que los componen no son subsistemas. Ejemplos: una familia tipográfica, una serie de afiches.

En estos ejemplos, percibimos el sistema gracias al uso de ciertos tipos de colores, a la elección tipográfica, el uso de un plano partido en dos, cierta impronta de técnica gráfica.

 

Alta: constituidos por constantes y variables que se comportan de manera compleja y sus partes son a su vez sistemas. Ejemplo: sistema de identidad, señalética.

En este ejemplo vemos un uso del plano diferente según el tipo de pieza, la combinación de diferentes texturas y colores, combinaciones tipográficas. Es fácil reconocer piezas de destaque y piezas subordinadas.

Estrategia

Dentro de este tipo se encuentran los sistemas formales, conceptuales y mixtos.

Formales: Un sistema formal logra su coherencia por medio del uso de la forma, el color, la textura. Lo que nos permite percibir ese sistema como tal reside en las decisiones formales que lo componen. Ejemplo: uso de cierta lógica de color, elección de materiales, uso del plano, operatorias formales.

Conceptuales: La integridad del sistema reside en el concepto que hila las piezas. Ejemplo: MTV puede cambiar de colores, formas, texturas, técnicas, pero lo que une a todas esas piezas es el concepto detrás.

Mixtos: Se apoyan tanto en la forma, como en el concepto

Cerrados: No aceptan la incorporación de nuevas piezas

Abiertos: Son flexibles y soportan la inclusión de nuevas partes.

 

Los sistemas han de estar ordenados bajo una secuencia lógica. Las partes individualmente deben responder a un objetivo y a su vez, responder al objetivo total del sistema. A su vez, dentro de un buen sistema no sobran ni faltan piezas evitando ser repetitivo o predecible para mantener el interés del mismo.

Después de esta lectura: ¿Tu Marca donde está ubicada? ¿Cumple la noción de sistema? ¿Tu estrategia se ajusta al contexto donde te desarrollás?

 

Francisco Sanchez / Comunicador 

Últimas noticias

Cómo prevenir el Síndrome de Burnout: un trabajador quemado o fundido

Desde enero de 2022, con la inclusión por parte de la OMS de este síndrome en la 11ª edición...

Noticias relacionadas