18.3 C
Nueve de Julio
sábado, 24 febrero, 2024

¿Qué es la «Fatiga pandémica»?

Lo que inicialmente parecía un contratiempo y un puñado de interrupciones breves pero manejables de nuestra vida normal, se convirtió en una pandemia. Durante casi un año hemos trabajado y estudiado online, nos quedamos en casa, nos convertimos expertos en barbijos, desinfecciones y distanciamiento social. 

Sin embargo, esto parece interminable. Y estamos colectivamente agotados.

A medida que avanza la pandemia, muchos de nosotros sentimos que no nos queda nada para dar y somos cada vez más incapaces de afrontar el estrés de la pandemia.

El estrés puede ser bueno
Nuestro cuerpo tiene un maravilloso sistema interno para lidiar con el estrés. Se llama nuestro sistema de motivación de seguridad y nos protege al reconocer cuando una amenaza está presente en nuestro entorno, eleva nuestra atención para abordarla y nos indica la dirección de la seguridad.

Esto es muy útil en situaciones en las que una amenaza es de corta duración. Cuando alguien frena de golpe, tropieza con nosotros en un bar o levanta la voz con ira , es útil que nuestro cuerpo nos diga que nos protejamos. A corto plazo, el estrés nos da el impulso de energía que necesitamos para resolver o escapar de un problema.

Pero se vuelve crónico, a veces
Sin embargo, cuando el estrés continúa con el tiempo, tiene un efecto completamente diferente. Tanto física como emocionalmente.

El estrés crónico es cualquier situación o experiencia que ocurre durante un período de tiempo, que abruma nuestra capacidad de afrontarlo. 

El estrés crónico, que demanda niveles elevados de energía e hipervigilancia cognitiva, no se puede sostener en el tiempo y, a largo plazo, es extremadamente perjudicial para nuestra salud.

Nuestros cuerpos lidian con el estrés a través de un proceso llamado Síndrome de Adaptación General (GAS),  que tiene como objetivo lidiar con el estrés y devolvernos a niveles normales y saludables de funcionamiento. 

Soluciones a la fatiga pandémica
A medida que aumentan las infecciones y el número de muertos y surgen nuevas variantes, podemos sentirnos frustrados por el COVID-19. Quizás lo primero en lo que debemos trabajar es desarrollar una mayor compasión por nosotros mismos y empatía por los demás.

Consejos para poner en práctica en casa:
1. Tómese un tiempo para descansar, repararse y recuperarse conscientemente.
2. Haga ejercicio.
3. Salga y esté en contacto con la naturaleza. 
4. Hable con personas de confianza o con un terapeuta. 

Consejos para poner en práctica en el trabajo:
1. Establezca una red de bienestar y recursos dedicados para apoyar la salud mental de los empleados.
2. Capacite a su fuerza laboral en conciencia sobre salud mental, prácticas de bienestar, resiliencia e inteligencia emocional.
3. Piense qué mensajes brinda sobre salud mental y bienestar y qué recursos están disponibles para los empleados. 
4. Organice sesiones de información con expertos sobre el estrés continuo de la pandemia y los mecanismos de afrontamiento.

Últimas noticias

Confirman la muerte de un hombre de 42 años por dengue en La Plata

Confirman la muerte de un hombre de 42 años por dengue en La Plata Un hombre de 42 años...

Noticias relacionadas