Productores de Chaco, acorralados primero por el clima y ahora por las deudas

“Estamos shockeados, ahora se vienen las deudas”, dice preocupado Cristian Molnar , al mostrar que recién ahora que bajó el agua se empiezan a ver las pérdidas en los cultivos de girasol, pero aún no se habla del impacto en algodón, de que no se pudo sembrar la soja en su época más óptima, como tampoco el maíz.

Chaco está dividido en cuanto al clima: mientras en el sudoeste, la zona de Santa Sylvina hasta el fin de semana se registraban lluvias que empeoraban la situación, al norte, en zona de San Martín, que se necesitan lluvias y que en la franja de Las Garcitas y Colonia Elisa hay notable avance en la cosecha de soja y siembra de maíz de segunda.

 

Realidades distintas

“Una realidad es todo lo que es la ruta 16 hacia el sur partiendo desde Resistencia hacia el oeste y una realidad totalmente distinta es lo que pasa hacia el norte con lluvias que fueron de mayor a menor hacia el norte y en situaciones que tenemos hoy en la zona del departamento el libertador San Martín, dónde estamos necesitando lluvias en el corto plazo”, dice a NORTE RURAL Daniel Fontana, presidente de la Federación Chaqueña de Asociaciones Rurales. En la zona, puede peligrar el tema de algún desborde del río Bermejo por ruptura de las defensas que fueron construidas en las cercanías de Pampa del indio y es grave por la magnitud del daño que puede causar, y esperemos que no ocurra”, añade.

 

En estado de shock

Los productores de distintos puntos de la provincia, consultados por este diario expusieron un complicado cuadro de situación que comenzará a mostrarse con el correr de las semanas.

Desde la zona Este de La Tigra, Cristian Molnar dice que en agricultura, el daño ocasionado por las lluvias es muy alto. “hay girasoles que fundieron en más de un 30% en las zonas más altas, como en AviaTerai; en cambio para la ganadería, hay pastos en gran cantidad”. “Va ser el año más largo de la historia chaqueña, calculo, por este fuerte impacto”, añade.

Sergio Struss, de Las Breñas, dice que “estamos complicados, es difícil reponerse de este shock, porque nadie se esperaba todo esto, ahora saltan las pérdidas y saltarán las deudas a pagar”.

Roberto Polich, en tanto, también de La Tigra, señala que el productor está desahuciado por las pérdidas: “Fue un combo letal: los temas impositivo-clima-costos-gobierno- rindes, y lo peor es que el productor se va a quedar con deudas en dólares y así, es muy difícil seguir”.

Carlos Robledo, productor ganadero de Charata y del norte de Los Frentones, dice que “el daño ya fue y es irreversible; lo que quedan son las deudas que son importantísimas, el problema es que con bajos rindes, bajos precios y alta presión impositiva serán muy difícil de encarar en una o dos campañas buenas.

 

“Personalmente, lo único que pediría es que todos estos funcionarios y personajes que nos han visitado nos atiendan y escuchen dentro de 30 o 60 días, cuando las papas empiecen a quemar”, añade.

 

“En esta contingencia, deberíamos saber quién es quién”

El productor y técnico del grupo Agroperfiles, Mariano González, consideró que “deberíamos mirar el impacto que tendrá toda esta situación de cara a una nueva campaña, con un productor en caída libre, por lo que la situación del chacarero afectado es la que debe estar en la agenda de temas”.

“Le pongo foco al largo plazo, al tomar medidas que no sean patear la pelota para adelante”, indica y deja una gran incógnita: “No les llama la atención la gran ausencia de las agroexportadoras y multinacionales en todo esta situación de desastre que viven los productores'”.

González, luego de hacer una recorrida por gran parte del interior chaqueño, consideró que “es inadmisible que no se tenga en cuenta que el soldado es el productor, y que en un gran esfuerzo y cuota de compromiso, el sector privado y lo que el Estado pueda hacer para que la gallina de los huevos de oro pueda seguir produciendo”.

“Tenemos una extensa zona muy comprometida por excesos hídricos y son muchos los productores que no tendrán un ingreso económico en ésta campaña. Se quedarán con la semilla de soja en el galpón porque ya pasó la fecha óptima de siembra”, resumió el productor y prestador de servicios Ernesto Ivan de La Tigra.

“No podemos generalizar la situación de los productores en nuestra provincia, no todos fueron afectados de la misma manera, pero las mayores extensiones de cultivos implantados han sido afectadas”, mencionó.

Insistió en que al pasar la fecha optima de siembra de soja, “ya no se puede seguir arriesgando”, y añade que los precios para mayo no son atractivos “y será alto el rinde de indiferencia”. Para compensar un poco-agrega- se debe apuntar a muy buenos rendimientos y esto es muy difícil de lograr con siembras muy tardías, a la par que no se pudo controlar las malezas por falta de piso y es muy difícil jugarse con soja o maíz en estas condiciones.

“Esto es situación de quebranto, a todas luces, y los anuncios hechos al inicio de este nuevo gobierno se deterioraron”.

 

La ganadería en zona de San Martín

En la zona de General San Martín, cuenta el productor Daniel Fontana, la situación está bien con buena cantidad de pasto, los cultivos que había son los que mueven al aguja de la provincia son los cultivos de maíz y sorgo que se están cosechando, algodón ya prácticamente no existe la explicación, es muy poco lo que se siembra en esta zona.

 

En los campos dónde le ha llovido más, alrededor de 200-250 milímetros en enero, están espectaculares y el único problema que pudieron haber tenido es con algún acceso en el camino. En cuanto a los temas de fondo todavía nos falta trabajar sobre seguro multiriesgo, que hay que seguir trabajando sobre ese tema y después si hacemos un buen manejo de agua.

Lo que nos puede cambiar la producción son los canales, las retenciones de agua en toda la provincia, porque cuando no tiene problemas una zona la tiene la otra, o sea hay que trabajar en un plan integral de canalización para que cuando vengan los déficits no tengamos que estar lamentándonos que toda esta masa de agua la dejamos ir sin poder retenerla, más teniendo en cuenta que la situación climatológica se viene dando sobre los extremos de lluvias abundantes o sequías, así que es muy importante trabajar sobre ese tema, agrega Fontana.

 

“Siempre en la coyuntura, es hora de planificar”

Para Mariano Raimondo, que integra el Consejo Profesional de Ingenieros Agronomos del Chaco, “siempre es complicada la agricultura en zona marginal, uno mira siempre y en especial la clase política, el corto plazo, tratando de dar solución a la coyuntura que, por cierto nunca la dan. Al largo plazo es el desafío y las soluciones que hay que dar y las hay: Primero diferenciar zonas del país, ya que no nos pueden poner en igualdad de condiciones con la Pampa Húmeda, retenciones como ejemplo porque nuestros rendimientos promedios son muy inferiores a la media país, pero no por malos productores, todo lo contrario

“Desde el Consejo de Ingenieros Agronomos del Chaco hicimos hace tres años un Congreso en Resistencia y nadie nos dio artículo”, recuerda y considera que los ingenieros “también nos vemos muy afectados por lo que está ocurriendo”.

Será un largo año, pronostica, pero siempre pasa lo mismo: Ya estoy viejo de tanto esperar que podamos hacer algo en serio: Somos un país que hace agricultura y no un país agrícola como debiera. Siempre nadamos en la coyuntura y nunca planificando a largo plazo y es hora que empecemos a reconocer nuestra culpa y de ahí para adelante”, señala el profesional.

 

Un panorama cuadro de situación en el Sudoeste

Para el productor ganadero de Villa Angela, Carlos Kuzmak, es bastante difícil hacer un análisis de situación, porque hay situaciones muy complicadas. En ese sentido, dice que contra el paralelo a 50 kilómetros de Villa Ángela los campos está con mucha agua.

“En lo personal hasta hoy la hacienda está bien. Digo hasta hoy por qué el domingo llovió 120 en el campo y toda el agua de Hermoso Campo y Santa Sylvina está llegando y los dos canales rebalsan. A la par, el tema de caminos está muy complicado por qué hay cortés por todos lados.

En lo agrícola, hay campos que estaban sin agua y lotes totalmente inundados. En general el agua estaba bajando, los canales están todos rebalsados, complicando mucho los caminos. Situación complicada, teniendo en cuenta que estamos en enero, tendríamos que estar pidiendo agua, faltan febrero, marzo y abril, los meses lluvias más intensas. Todo depende de Dios o del clima como a cada uno le guste, resume.

 

En 6 meses vamos a saber cuáles han sido las pérdidas

Para Alberto María, empresario del sector textil, en lo que respecta a pérdidas “lo vamos a saber en seis meses o más. El tema es como siguen para adelante los productores y que se hace para el futuro, no sea cosa que el año que viene estemos con el mismo problema”, advirtió.

Para Galich Carlos, técnico del Grupo Agroperfiles la evaluación de las pérdidas llevará tiempo y hoy emitir una opinión puede no ser acertada excepto en los lotes qué ya sé perdieron. Aparte dice- no se olviden que faltan 3 a 4 meses para la cosecha de algodón y soja todavía y hay mucha incertidumbre de los que no van a cosechar nada.

 

La ganadería complicada en la zona de Cote Lai

Productores ganaderos del Este chaqueño, siguen teniendo serios problemas con sus predios, porque el agua no se escurre, y muchos de ellos están viendo la posibilidad de sacar la hacienda para otros campos.

En el Paraje Km 123, Puente Palometa, ubicado sobre Ruta Provincial N 13., A 10 km de Cote Lai. Está el establecimiento “San Marcos”, de Jorge Castagne, que desde Diciembre del año pasado comenzó a tener problemas con las intensas lluvias que se desataron en esa zona.

En el Este, según confirmó el informa de la SRA, hay zonas que quedaron aisladas por la falta de caminos en buen estado. El Departamento de San Fernando, de la ciudad de Resistencia, la ganadería estuvo muy complicada ya que tuvieron un 95% de los campos afectados y la hacienda los productores la están moviendo hacia zonas de la ruta 11.