Policía bonaerense se capacita en uso de las “Taser”

 

En línea con la decisión tomada por la Nación y la Ciudad, el gobierno de María Eugenia Vidal confirmó la compra de pistolas Taser para la Policía bonaerense y que está capacitando a los efectivos del Grupo Halcón para que las usen en tomas de rehenes.

El dato fue confirmado en declaraciones televisivas por el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, quien agregó que ese cuerpo de élite está siendo entrenado para usarlas. “Nosotros compramos (pistolas Taser) para el Grupo Halcón principalmente para situaciones donde hay rehenes y no usar armas que sean letales”, dijo y aclaró que “no las han usado todavía”.

Desde el Ministerio de Seguridad bonaerense aclararon que se hicieron “todos los trámites para que su uso fuera posible” y advirtieron que “fueron los primeros en comprarlas para el Grupo Halcón”. No precisaron la cantidad de armas, sólo dijeron que se trata de “una pequeña cantidad”. 

El dato se conoce en medio de la polémica y el rechazo que generó el anuncio del vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, respecto de que las Taser se empezarán a usar a partir de marzo en el subte para “reducir a los delincuentes”. “La policía tiene su arma reglamentaria y una ley que tipifica su uso. La Taser será una herramienta más para poder reducir al delincuente en un ambiente más controlado y cerrado, como es el subte”, dijo Santilli al confirmar su uso.

De inmediato, el gremio de los metrodelegados salió a rechazar la medida. El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Subte, Roberto Pianelli, consideró una “locura total” la utilización de Taser en los subtes y advirtió que convocarán a protestas en conjunto con organismos de derechos humanos que ya cuestionaron en duros términos el uso de estas pistolas.