23 C
Nueve de Julio
martes, 7 diciembre, 2021

Plan post pandemia en género: cupo trans, mesas locales y ampliación de derechos

Desde el Ministerio provincial también buscan fortalecer las áreas contra las violencias en los municipios, distribuyen el fondo de emergencia

La pandemia del coronavirus y su consecuente cuarentena en nuestro país llegó a poner en primer plano lo que el colectivo feminista denunciaba a viva voz: las enormes desigualdades de género y que el mayor foco de violencia de género está al interior de los hogares. Los números de los femicidios en cuarentena son testigos de ello.

Así, mientras los cuerpos muertos de las mujeres y personas trans se acumulan y engrosan las estadísticas, el desafío apunta a pensar cómo se actuará cuando se levanten las restricciones de circulación y se presente una “nueva normalidad”, ¿Qué quedará para los grupos que ya venían vulnerados?

Para la Subsecretaría de Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, Lucía Portos, la apuesta radica en la ampliación de derechos con los que aún no cuentan muchos y muchas bonaerenses, en particular quienes forman parte del colectivo LGTBIQ+.

“La crisis económica golpea a las familias e impacta de manera diferente en las mujeres y la población LGTBQ, porque son las personas a las que más les cuesta insertarse en el mercado laboral y poder sostener su vida en términos económicos, eso nos tiene preocupadas y planteamos, hacia adelante, el pleno desarrollo del cupo travesti trans al interior del Estado provincial”, señaló Portos a Diputados Bonaerenses.

La funcionaria y diputada provincial mandato cumplido, trabaja codo a codo con la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad, Estela Díaz, al interior de la nueva Cartera que nació en diciembre con el arribo del gobierno de Axel Kicillof a la Gobernación.

 

Así, desde el Ministerio se llevaron adelante políticas que apuntaron a resolver las problemáticas que presentó la pandemia, especialmente la explosión de la violencia de género y la contención hacia los colectivos vulnerables con la asistencia a partir del trabajo con las organizaciones territoriales.

El acceso al trabajo para muchas personas es salvar sus vidas, en este marco, como es sabido, las personas trans son las que menos posibilidades de alcanzarlo tienen y, además, cabe recordar que tienen un promedio de vida de 40 años, lo que habla de otros factores a abordar. En tanto, al interior de los feminismos también radica la discusión sobre el trabajo sexual, que no escapa a las funcionarias del Ministerio.

“Nosotras tenemos un acuerdo al interior del Ministerio que es generar políticas públicas para todos y dentro de las obligaciones del Estado, están la inclusión laboral y de derechos; tanto las trabajadoras sexuales como quienes se reconocen en situación de prostitución tienen necesidades y, por lo tanto, derechos que reparar vamos a trabajar sin distinguir en posiciones de discusión teórica porque en la realidad estamos de acuerdo en lo mismo: tienen derechos al trabajo, a la identidad, a la educación, a la salud. Nuestras políticas tienen que abordarlas a todas”, enfatizó.

En el marco de la pandemia, las trabajadoras sexuales fueron de las más vulneradas ya que al estar en un contexto de extrema precariedad y vivir al día, muchas se vieron desalojadas de sus departamentos por no poder pagar los alquileres y con la asistencia de las organizaciones para poder comer.

“Venimos apoyando procesos de cooperativismo, es muy importante para las compañeras organizarse en este sentido, también acompañando el trabajo de cooperativas de liberadas que se están organizando para romper los estigmas. Por otro lado, hablamos con el Ministerio de la Producción para poder articular con el sector privado y que el cupo trans no se limite al Estado, pero para eso también es importante que tengan terminalidad educativa y la posibilidad de acceder a estudios superiores”, marcó Portos.

En este sentido, hace menos de un mes Díaz firmó una resolución conjunta con la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, para poner en funcionamiento la Comisión Técnica Mixta, que intervendrá en la implementación de la Ley N° 14.783, de cupo laboral travesti trans.

“También tenemos los desafíos en materia de las violencias de género, mejorando los dispositivos y volviéndolos más eficientes en trabajo conjunto con los demás mecanismos del Estado. La tarea del Ministerio es fortalecer a las compañeras en el territorio para que las áreas de género comiencen a crearse y fortalecer las que existen”, enfatizó Portos.

Asimismo, al interior de las comunas ya se fueron conformando las mesas locales de trabajo, son espacios donde se congregan el Estado municipal junto con organizaciones sociales y feministas que abordan las problemáticas que se dan al interior de cada comunidad, a partir de ahí se evalúan las políticas a aplicar en cada caso.

“El rango es muy diverso en toda la Provincia, tenemos municipios donde el área tiene rango de secretaria y otros a los que no les interesa crearlas; coincide con que son los intendentes ligados a la derecha los que desconocen la necesidad de tener un área específica, nos está pasando con el municipio de Rivadavia que está bastante complicado en términos de violencia donde ni siquiera hay área de género. Queremos fortalecer las mesas locales y el trabajo con las organizaciones donde los municipios no quieren abordar el problema”, resaltó.

En este sentido, desde la Provincia se puso en funcionamiento, a través del Ministerio, el Fondo de emergencia para violencia de género, un subsidio destinado a los Municipios para atender distintos gastos ante la emergencia personal o de las personas que acompañan a las víctimas de violencia por razones de género, femicidio o travesticidio. Hasta el momento, según señaló Estela Díaz, se entregaron cerca de 100 y planean llegar a los 135 distritos.

“El Fondo va a llegar a todos los que lo soliciten sin distinguir el color político porque entendemos que ellos son la primera ventanilla de contención ante situaciones de violencia. También tenemos que apostar a la ampliación de derechos pensando el derecho al trabajo, a la educación, a la salud y por eso estamos implementando programas de acceso a la justica, para ello trabajamos en conjunto con el Ministerio de Justicia y el de Educación”, marcó Portos.

Para poder pensar en la post pandemia y los desafíos que plantee, el trabajo articulado con el poder Legislativo será clave para avanzar en políticas reparadoras. En la primera sesión en la Cámara de Diputados se sancionó la emergencia por violencia familiar y de género, a la vez que se conformaron dos comisiones específicas, la de Mujeres que quedó a cargo de Florencia Saintout, y la de Género y Diversidad, bajo el mando de Alexis Guerrera.

 

“Pensamos abordajes para zonas de mucha vulnerabilidad y trabajar con las mujeres rurales, las mujeres con discapacidad es una agenda interesante y para eso necesitamos el acompañamiento del Legislativo, tenemos que avanzar en proyectos de ley. Tenemos mucha esperanza en el proyecto ‘Reconocer es reparar’, de Florencia Saintout, para resarcir las vejaciones y vulneraciones de derechos que sufrió el colectivo travesti trans a partir de la aplicación del código contravencional de la dictadura. Las organizaciones de la diversidad vienen planteando una ley integral que aborde las problemáticas de la población y cuando se generen los acuerdos, acompañaremos”, concluyó Portos.

Ante cualquier hecho de violencia, por favor comunicarse a la línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5492215085988.

Últimas noticias

Ante el feriado de este miércoles: Será normal la recolección de residuos

La Municipalidad de Nueve de Julio, informa que pese a ser este miércoles 8 de diciembre Feriado Nacional, la...

Noticias relacionadas