20.5 C
Nueve de Julio
miércoles, 21 febrero, 2024

Mientras se debate el etiquetado frontal en Argentina, este sistema falla en España

El etiquetado «Nutri-Score» trajo numerosas críticas de la industria alimentaria en España, debido a que consideró a alimentos como quesos o aceite de oliva como perjudiciales. Campañas a favor y en contra de este sistema pululan por las redes sociales, mientras el gobierno español trata de encontrar una salida y dejar a consumidores y productores conformes.

El pasado 23 de febrero, un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de Argentina retomó el debate del proyecto de ley de «Etiquetado Frontal», que obliga a la industria de la alimentación a incluir en los envases de sus productos unos octógonos negros que advierten sobre los excesos de azúcares, sodio, grasas saturadas y totales y cantidad de calorías. 

El proyecto sancionado por el Senado tiene la función de indicar a los consumidores los excesos de los componentes anteriormente mencionados de una forma clara y veraz.  

Este sistema de etiquetado fue respaldado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) por ser el que mejor advierte sobre la presencia de nutrientes críticos en los alimentos y bebidas y, por ello es el sistema más efectivo para garantizar el derecho a la salud, a la información y a la alimentación saludable.

n publicó Urgente24 hace unos meses atrás, «a las industrias argentinas este sistema de etiquetas parece ponerles en jaque las ventas de sus productos ultraprocesados, por lo que se ven obligados en gastar millones de dólares en lobby en el Poder Legislativo, según un informe de la Coalición Nacional para Prevenir la Obesidad en Niñas, Niños y Adolescentes».  

Al mismo tiempo que se debate el etiquetado en el Congreso argentino, en España hay problemas con la industria alimentaria y el próximo sistema que utilizarán para darle información al consumidor. Se trata del «Nutri-Score», un tipo de etiquetado frontal parecido a un semáforo que ya ha traído más quejas que aplausos. 

El plan clasifica los alimentos desde -15 para los productos más «saludables» hasta +50 para los que son «menos saludables». Según esta puntuación, el producto recibe una letra con el código de color correspondiente: de verde oscuro (A) a rojo oscuro (F).

Según el Ministerio de Consumo de España, el esquema de etiquetado nutricional Nutri-Score se implementará en todo el país en el primer cuatrimestre de 2021.

Desde que el ministro de Consumo Alberto Garzón anunció por primera vez el lanzamiento inminente a mediados de 2020, han salido a la luz en las redes sociales varias campañas que desprestigian la etiqueta. 

La Asociación Nacional de Fabricantes de Queso (Anfaque), integrada en la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FeNIL), solicitó la exclusión del queso del etiquetado Nutriscore, una medida que el Ministerio de Consumo ya ha confirmado para el aceite de oliva.

Como explica el medio español El Economista, «el semáforo nutricional que el Gobierno prevé implantar en España en unos meses ha demostrado «no ser adecuado a la hora de valorarlo y requiere modificaciones». En concreto, los ganaderos y fabricantes del sector se quejan de que la mayor parte de los quesos se vean penalizados en las categorías D y E, por debajo de alimentos de consumo no esenciales que incluso obtienen mejores puntuaciones».

El gobierno español tuvo que dar marcha atrás en el caso del aceite de oliva, luego de que recibiera una calificación negativa. «En ningún caso el sector del aceite de oliva se verá obligado a poner una etiqueta contraria a la evidencia científica: el aceite es bueno para la salud y no puede haber ninguna etiqueta que diga que es malo», expresó el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

Cómo se calcula el Nutri-Score

Se analiza la composición de los alimentos, de tal manera que los elementos nutricionales cuyo consumo se recomienda limitar (grasas saturadas, azúcar, sal, calorías) restan puntos en la nota final. Por otro lado, los que son beneficiosos como las proteínas, vitaminas, fibras o frutas y verduras, suman.

Campañas a favor del Nutri-Score

En respuesta al creciente número de informes y publicaciones en los medios que critican Nutri-Score, científicos y nutricionistas decidieron defenderlo. Los firmantes afirman que quieren recordar tanto a los consumidores como a los profesionales que Nutri-Score se basa en la ciencia y que la evidencia muestra que es más eficaz que otros logotipos existentes en el mercado.

“A pesar de sus imperfecciones y limitaciones, como las de cualquier logotipo nutricional y cualquier herramienta de salud pública, los estudios científicos muestran que Nutri-Score es bien percibido por los consumidores, bien entendido para permitir la comparación de la calidad nutricional y es fácil de usar”, señalan desde la campaña.

“Pero sobre todo, Nutri-Score ha demostrado en condiciones reales, su capacidad de influencia favorable, desde un punto de vista nutricional, la elección de alimentos de consumo”, agregaron.

Los firmantes destacaron que la implementación de Nutri-Score debe ir acompañada de explicaciones tanto sobre cómo utilizarlo como sobre cómo complementa otras recomendaciones de salud pública. Y, finalmente, el etiquetado es solo un aspecto de una política nutricional de salud pública y debe integrarse en una ‘serie completa’ de estrategias que promueven entornos saludables y sostenibles.

(Urgente 24)

Últimas noticias

Vuelta a clases: promos del Banco Provincia para comprar hasta en 9 cuotas sin interés y con 25% de descuento

Los beneficios aplican en distintos rubros y locales: jugueterías, librerías comerciales y de texto, casas de deportes, uniformes escolares...

Noticias relacionadas