¿Malo? NO…Inevitable

(por Hugo Merlo)

Joseph Schumpeter[i] fue un destacado economista, en los años 30 del siglo pasado, fue quien acuñó el concepto “destrucción creativa”como noción del proceso de transformación que acompaña a las innovaciones. Hoy mismo hay una creencia que la tecnología destruye empleos. ¿Será así? ¿O lo que cambia es la naturaleza del Trabajo?

Nada se mantiene estático. Para prueba, hice un ejercicio de memoria y desde la Plaza Belgrano una mirada retrospectiva de 360 grados, ví que en pocos años relativamente, ya no está la Estación de Servicio de Baztarrica, el Banco del Oeste,La  Galver, La Americana, Poratti y Cía, Margasín Hogar. Galli, Blanco y Negro, Bazar Aconcagua, Bazar el Siglo,Caldentey y Cía, Pienso en Sancholuz Mato, El Cañon, Los Inglesitos, Casa Llorente y piense Ud. los “autos de alquiler” etc. y siga pensando y encontrará cientos de casos más. Pero la sensación es que está todo igual. Todo este cambio se debe simplemente a un proceso de innovación, creatividad y tecnología que, ya le digo, es inevitable. Por ej.  Unos datos que me dio mi padre, – En 9 de Julio había 15remates de animales por mes, ahora ni uno, ¿sabepor qué? , mire Canal Rural y va a ver como se venden las vacas hoy.

Para tener un ejemplo internacional, piense en KODAK, todos tuvimos una máquina fotográfica, y esta empresa llegó a tener edificios que albergaban 30.000 empleados, hasta que un día comenzóla ERA DIGITAL.

Todo este panorama alimenta la creencia popular de que la automatización, la robótica y la inteligencia artificial,van destruir puestos de trabajo. Pero parece que no es así, lo que ha pasado es que cambia la naturaleza del trabajo.

El temor al desempleo tecnológico no es nuevo, toda revolución histórica crea incertidumbre con respecto al trabajo.  Todo cambio es necesariamente adaptación de formas, costumbres y hábitos que lleva tiempo.

Una Información del Banco Mundial para Argentina dice que dos de cada tres empleos desaparecerán en pocos años por la incorporación de tecnología, pero el efecto final sería positivo. Después del tiempo necesario para hacer los ajustes cualitativos aparecerá una demanda de empleo asociada.

La aparición de las nuevas tecnologías genera aumentos de productividad, más eficiencia en la tarea, los cambios no son una amenaza, las tareas operativas se hacen más llevaderas y ahorra costos y tiempos, dando lugar a la expansión de nuevas empresas y nuevos negocios.

Detrás de las nuevas tecnologías hay personas que se capacitaron y trabajan paraque esa tecnología cumpla el rol para cual fue creada.

Algunos estudios sobre el tema dicen que el 60 % de los trabajos actuales son automatizables, pero solamente el 5% son sustituibles en un 100 % y la robotización del empleo  modificará el

25 % de la naturaleza de todas las categorías profesionales.

Por otro lado, poder subirse a esta ola de nuevos empleos no será una cuestión espontánea, el Banco Mundial,  en uno de sus recientes informes, expresa la necesidad de adaptar  los planes educativos a este nuevo paradigma.

 

 “Será clave mejorar la educación y la capacitación para garantizar que los jóvenes puedan aprovechar plenamente el mundo digital y estar preparados para los trabajos del futuro”.

En otro nivel, en el que me interesa, el Local, también es necesario ir pensando dentro de una Estrategia de Desarrollo definida, cuales son las habilidades que son necesarias impulsar para soportar el proyecto.  Por ejemplo el Programa Propyme en que participa la Escuela Técnica, con Silvio Balbo a la cabeza. Otro caso es la tecnicatura en Mecatrónica dictada dentro en la Fundación Universitaria.

Estos son buenos indicios de que pueden definir el perfil de ciudad, porque están desapareciendo las ventajas comparativas, que son las que da la geografía, y aparecen las ventajas competitivas, las que se crean a partir de la creatividad y la innovación.

Y algo más, la innovación es acumulable, otras de las ventajas para pensar en estrategias de desarrollo a través de la capacitación.

Alguna vez tendremos que dejar ideologías de lado, la desaparición del Comunismo introdujo cambios profundos, hoy la competencia pasa por innovar, destruir creando. Hay que prepararse, no se puede ya invocar folios inmemoriales.

Lic Hugo Merlo

 

 

 

 

 

[i]Joseph Alois Schumpeter (Trest, Moravia, 8 de febrero de 1883-Taconic, Salisbury, 8 de enero de 1950)1​ fue un destacado economista austroestadounidense, ministro de Finanzas en Austria (19191920) y profesor de la Universidad de Harvard desde 1932 hasta su muerte.