Lincoln: El Municipio confirmó un aumento del 35% y adelantó buenas perspectivas para 2019

Tras la aprobación del Presupuesto en el Concejo Deliberante, el Municipio de Lincoln confirmó el aumento del orden del 35% para los municipales durante 2019, que se efectuará en tres tramos, y que contemplará también un incremento en el presentismo, con impacto concreto en las categorías más bajas.

En diálogo con Cuarto Político, el secretario de Hacienda, Alberto Sala, destacó el aumento dispuesto para este año, repartido un 15% a abonarse en enero, un 10% en mayo y un 10% en septiembre, con el adicional del presentismo que pasa de $1200 a $2000. “Es un punto que marcó el intendente como prioritario y nos pidió que lleguemos a un mejoramiento real del salario, por lo que, en base a eso, hemos venido trabajando”, expresó, al tiempo que remarcó el incremento de 4 veces más sobre las categorías menores, desde que asumieron la gestión hasta el presente.

Consultado sobre el impacto de este porcentaje estipulado en las finanzas, el funcionario señaló que, si bien siempre representa un esfuerzo y supera el 50% del Presupuesto, se busca lograr el equilibrio. “Hay una combinación entre obra, inversión y pago de sueldos. Creemos en la necesidad de que los empleados cobren bien y mejoren la capacidad de compra, pero al mismo tiempo no paramos las obras”, afirmó.

En este marco puso énfasis en las obras de pavimentación, en la adquisición de maquinarias para reparación de caminos rurales y en el equipamiento también de las localidades. “También es un presupuesto que dispone 10 millones para compra de terrenos, otros 3 millones para soluciones habitacionales y 28 más para distintos planes de viviendas”, detalló.

Expectativas

En cuanto a las perspectivas del Municipio en el área económica y financiera, Sala comentó que “son muy buenas” y agregó que, si bien aumentaron las tasas un 38%, porcentaje bajo comparado a otros en la región, tuvieron mejora de coparticipacion de mas de un 50%, lo que les da “un margen bastante importante”.

“Las expectativas son las mejores porque en la difícil tarea que le toca a la Secretaria de Hacienda de lograr el equilibrio entre egresos e ingresos, se normalizaron los plazos de pago, a los 30 días los proveedores tienen los cheques, y esa previsibilidad ayuda muchísimo a bajar los costos”, subrayó. 

Por último aseguró que “se ha tomado en serio el tema de capitalizar el municipio, administrándolo con conciencia, buscando varios presupuestos y logrando previsibilidad”. “Hemos sido ordenados todos estos años, no hemos tenido problemas y no creemos que los vayamos a tener”, concluyó.