La OMS emitió un alerta y le pidió al Gobierno “una gestión ambiental integrada”

El alerta emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), advierte que el 60% de las víctimas de hantavirus son mujeres y niñas, y que la prevención “debe incluir componentes clínicos, de laboratorio y ambientales”. Sin embargo, el gobierno de Cambiemos acaba de desafectar al Instituto Maiztegui de Pergamino, en el diagnóstico de la enfermedad.

 Casi al mismo tiempo que el gobierno de Cambiemos desafectaba al Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui” (INEVH), de realizar diagnósticos de hantavirus, la Organización Mundial de la Salud le solicitaba a las autoridades argentinas que “incluyan en la prevención componentes clínicos, de laboratorio y ambientales, para hacer frente a la enfermedad transmitida por ratas y otros roedores”.

A contramano de las funciones básicas que debe cumplir el Estado para con sus ciudadanos, el 9 de septiembre pasado el presidente de la Nación, Mauricio Macri, eliminaba de un plumazo el ministerio de Salud, medida quizás por la cual cuando se acercaba la temporada de los ratones colilargos que,  con la floración masiva de la caña de colihue, invaden los bosques andinos patagónicos, no hubo campañas de prevención.

Ahora, luego del brote que afecta especialmente a la localidad de Cholila en el sur chubutense, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un alerta sobre la situación argentina y solicitó al Gobierno “una gestión ambiental integrada”.

Según el comunicado de la OMS, tal gestión en la prevención “debe incluir componentes clínicos, de laboratorio y ambientales”, pero que ahora con el ministerio degradado a Secretaría y con menos presupuesto, ya no es fácil de realizar. (InfoGEI)Jd