3.3 C
Nueve de Julio
viernes, 12 julio, 2024

La Mujer Yerbatera misionera tiene la palabra

(Por Mónica Gómez)

Ante las carencias sociales surgen las necesidades. Estas mismas dan origen a fuerzas emergentes con ánimos de luchas que se consolidan en cada acción. Este es el proceso por el cual transita hoy el Grupo de Mujeres Yerbateras. Las más de 50 que conforman el   espacio, se comunican por whatsapp, medio por el cual comparten información, debaten y mantienen un objetivo claro: buscar alternativas que generen medidas para sobrellevar la complicada realidad del sector.

A partir de que se promulga el mega Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 donde se establece la desregulación del mercado del producto primario de la yerba mate y limita las facultades del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) la situación del sector yerbatero sostuvo una caída libre. Es tanto el retroceso por el que atraviesa la yerba mate, base económica de la provincia de Misiones, que en el último informe técnico publicado por Coninagro: Semáforo de las Economías Regionales indica que la yerba mate se encuentra bajo el indicador en rojo. Referencia que significa una baja demanda, con costos elevados para el esquema productivo y con precios estancados. Indicador que establece que la tendencia hacia adelante al momento, es que las categorías continúen como en este mes, exponiendo un panorama desolador para esta producción que por primera vez en más de 5 años se encuentra en este parámetro negativo analizado bajo esta herramienta visual.

Ellas, ecos de las luchas yerbateras

 

Las Mujeres conocen de Necesidad y Urgencia. Conocen la necesidad de llevar un plato a la mesa y la urgencia de un techo. Conocen la necesidad de la tierra y la urgencia de los recursos del planeta. La mujer de la chacra conoce necesidad y urgencia, más de lo que puede explicar un decreto.

Durante gran parte de la historia, las batallas más significativas las libraron ellas y desde luego que las misioneras no fueron la excepción. Durante la década del 90’ el sector yerbatero logró la conquista más importante hasta ahora: la promulgación de la Ley Nº25.564 de creación del INYM y fue una mujer productora de la zona de Andresito quien tuvo la idea: Celia Baez Petterson. En ese momento se repartía entre los tractores en la plaza 9 de julio de la ciudad de Posadas y en su chacra a 330 km de distancia. Celia le puso voz al reclamo que resonaba en el tractorazo como única herramienta para defender el trabajo de su familia y fue una pieza clave al involucrarse en la lucha agraria. Así también lo fue Catalina Almiron y Karina Pawluk entre otras productoras que salieron de sus chacras ante la necesidad que se transitaba en ese momento, y como Celia lograron llegar hasta el Congreso de la Nación. Actualmente junto a otras que se fueron sumando, acompañan la misma lucha y continúan con la misma perseverancia. También forman parte de este movimiento de Mujeres Yerbateras.

Luego de encuentros y espacios compartidos por las pocas que pudieron acercarse a las manifestaciones como el “Yerbatazo” en Buenos Aires o el reclamo frente al INYM promocionado por Productores Autoconvocados, el grupo consensuó la primera acción de visibilización. La publicación de una nota al INYM solicitando como grupo de mujeres dos espacios para una reunión con el ministro del Interior Guillermo Francos, que el director a cargo había mencionado en un medio local.

“creemos que una pluralidad de voces en frente al reclamo, le otorgara claridad al momento de explicar la urgencia por la que solicitamos la inminente disposición del nombramiento de un presidente del INYM, la devolución de las facultades del Instituto y la pronta respuesta de un precio de referencia adecuado, bajo el amparo legal que nos propicia el INYM, para el pago de nuestra materia prima” expresan en la solicitud.

Además, apelan a la “buena voluntad” de los funcionarios del Inym para que las representantes puedan “expresar de forma fehaciente” la difícil realidad que están viviendo las familias yerbateras.

Con este pedido formal con nombres de más de 20 mujeres demuestra que juntas le hacen frente a la incertidumbre que atraviesa el sector productivo y gracias a esta iniciativa se conocen y mantienen la esperanza de que con cada acción van a lograr que la materia prima de la yerba mate vuelva a tener un precio justo. El fin es, mediante el camino hacia una pluralidad de voces, lograr un sector más unido y comprometido para volver a luchar por un INYM fortalecido y con sus plenas facultades.

 

Últimas noticias

Obras de bacheo en la ciudad

La secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Nueve de Julio ejecuta obras de bacheo en...

Noticias relacionadas